Tu melena puede ser un gran atractivo; enmarca tu rostro y puede resaltar tu personalidad. Así, pues, cuando se vuelve apagada y deshidratada, se te perdona que te pongas el gorro o la bolsa que tengas más a mano en la cabeza hasta que puedas ir a la peluquería. Sin embargo, si sabes cuáles son las causas del pelo seco, los días de mal pelo pueden pasar a la historia. A continuación encontrarás los 5 motivos principales de que tu pelo esté seco:

  1. Dieta inadecuada

No es ningún secreto que una dieta equilibrada es clave para tener una piel limpia y en buen estado durante todo el año. Comer y beber bien también puede hacer maravillas para tu pelo. Beber 8 vasos de agua al día y reducir el consumo de comidas grasas y azúcares marcará la diferencia. El pelo obtiene su brillo natural del sebo, que es un aceite producido por la piel. Si tienes en cuenta que tu piel se compone de aproximadamente un 60% de agua, no es difícil ver por qué es importante mantenerla hidratada para mantener un pelo sano. Ingerir alimentos ricos en agua y antioxidantes, como el pepino, el kiwi, la granada, la sandía y las verduras de hoja verde, nutrirá tu pelo desde el interior. El omega 3 también es imperativo para un pelo nutrido. Lo encontramos en el pescado graso, la judía encarnada, el aceite de oliva y las nueces. Mejora tu dieta y podrás hidratar tu pelo desde el interior.

  1. Utilizar demasiado calor

Tanto si tienes inclinación por los secadores como debilidad por las planchas, o si no puedes vivir sin tu rizador, aplicar demasiado calor es una de las principales causas del pelo seco. Intenta no aplicar calor a tu pelo todos los días y, cuando lo hagas, utiliza un espray protector del calor para el cabello y elige una temperatura media o baja en lugar de la más alta. Esto ayudará a que tu pelo mantenga su humedad y no se reseque.

  1. Utilizar productos no adecuados para tu pelo

Algunos productos pueden ser muy agresivos y, por ello, pueden ser la causa del pelo seco. Al escoger un champú y un acondicionador, aléjate de los productos que contengan alcohol y sulfatos. Los sulfatos son los ingredientes que ayudan a que el champú y el acondicionador hagan espuma, pero pueden eliminar la hidratación del pelo.

  1. Lavarse el pelo demasiado a menudo

Es importante tener una rutina de cuidado capilar regular, pero lavarte el pelo demasiado a menudo puede dejarlo sin sus aceites naturales. Nadie quiere tener una melena grasienta, pero no es necesario lavarse el pelo todos los días, sobre todo si tienes un problema de cabello seco. El pelo rizado es especialmente seco, así que, si te han bendecido con un halo de rizos naturales, puedes prescindir un poco del champú y el acondicionador. Una o dos veces por semana debería ser suficiente, y asegúrate de utilizar un acondicionador profundo suave para mantener el pelo nutrido. Después del lavado, sécate el pelo con palmaditas, nunca lo frotes. Esto evitará que pierda humedad.

  1. Tintes, decolorantes y otros tratamientos

Los productos químicos agresivos pueden eliminar los aceites naturales del pelo, que lo mantienen brillante y sano. Así, pues, si te gusta reinventarte con regularidad o no saldrías a la calle sin tu melena rubio platino, asegúrate de aplicar algunos cuidados extra para tu pelo. Los champús suaves y los acondicionadores son algo obligado para ti. Asegúrate de que tienen un alto contenido de aceites y córtate las puntas abiertas cada seis semanas para evitar daños y mantener tu pelo brillante.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO