Cada día al mirarte al espejo ves cómo tu pelo está lacio, sin volumen, tiene un aspecto dañado… Quieres solucionar esto como sea, pero no encuentras el producto perfecto, ¿qué debes hacer? ¡Tranquila, el aceite de amla es la solución ideal para tu pelo dañado!

El aceite de amla se utiliza desde hace mucho tiempo en la medicina tradicional del subcontinente indio, ya que es procedente de un árbol nativo de la India llamado grosella espinosa india. Todas las partes de este árbol, incluida la corteza, se utilizan para el bienestar y la salud del cabello.

¿Qué es el aceite de amla?

El fruto del árbol de amla contiene alrededor de 82% de agua, además de proteínas, grasas, minerales, vitaminas y carbohidratos. Pero sobre todo este componente es famoso por su alto contenido de vitamina C, ideal para el bienestar de nuestra melena.

El proceso de la fabricación del aceite se realiza mediante el secado de la fruta de amla y posteriormente es sumergido en aceites como el mineral, aceite de sésamo o de coco. Después de 3 a 5 días de remojo, se purifica el aceite, proporcionando un ingrediente ideal para cuidar tu melena y dotarle de un brillo y una nutrición exquisita.

Aceite de amla: beneficios para el pelo

El aceite de amla mejora la hidratación del cabello, de hecho, muchos lo consideran el mejor acondicionador natural. Restaura el brillo y suaviza la textura capilar de una manera notable gracias a su contenido en ácidos grasos esenciales que ayudan a fortalecer los folículos pilosos del cabello.

Increíbles todas las ventajas que tiene este ingrediente, ¿verdad? En Garnier somos conscientes de todos estos beneficios capilares, por eso hemos incorporado el aceite de amla a una de nuestras gamas más queridas, Fructis Adiós Daños, sus fórmulas cuentan con el extracto de amla combinado con Keraphyll, el remedio perfecto para reparar la superficie de la fibra del cabello y rellenar las grietas causadas por las agresiones externas.

Se recomienda utilizar el champú, el acondicionador y la mascarilla de esta gama progresivamente, ya que, si lo usas de esta manera, notarás muchísima mejoría. Debes aplicar la mascarilla sobre el cabello húmedo y después se aconseja dejar actuar durante 3 minutos, el tiempo suficiente para que haga efecto, y después aclarar abundantemente.

¡Tu cabello estará intensamente reparado, brillante y saneado hasta las puntas!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO