Hay algunos aceites que desde tiempos remotos se les considera efectivos y muy saludables. El primero que nos viene a la mente es el de oliva, que además de ser excelente para la dieta, lo es también para la salud capilar y cutánea. Pero hoy no vamos a hablar sobre el aceite de oliva, sino sobre los beneficios del aceite de almendra, un ingrediente natural cuyas propiedades suelen pasar desapercibidas. Así que si aún no conoces sus beneficios, ¡te vendrá bien seguir leyendo!

 

Los nutrientes del aceite de almendra lo hacen ideal para cualquier tipo de cabello

El aceite de almendra tiene una composición rica en nutrientes, grasas saludables y vitaminas que son claves si queremos hacer que nuestro cabello crezca fuerte y sano.

Debido a que contiene proteínas, minerales y altos contenidos de vitaminas A, B y E, el aceite de almendra es un ingrediente muy efectivo a la hora de hidratar, nutrir el cabello y hacerlo crecer, dotándole de brillo y suavidad. Por esta razón, desde la antigüedad, es conocido por sus virtudes en todo el mundo.

 

¡El aceite de almendra hará brillar tu pelo!

Se usa principalmente para hacer que el cabello crezca rápidamente, se fortalezca y esté mucho más brillante. De ahí que se suela aplicar directamente con los dedos dando masajes leves sobre el cuero cabelludo, pues puede tranquilizar la picazón y eliminar la caspa. Cabe señalar que también puede prevenir la caída del cabello, ya que mejora la circulación microsanguínea.

Este aceite es perfecto para el pelo seco, así como para el cabello dañado por el sol y por el tinte. Las propiedades anteriormente nombradas consiguen revitalizar el pelo maltratado mejorando notablemente su aspecto y recuperando los cabellos dañados, reduciendo el volumen de encrespamiento, aportando brillo y vitalidad, y protegiendo al pelo de futuras agresiones.

Y para aquellas que tengan el cabello rizado o rebelde, el aceite de almendra se convertirá en el aliado perfecto para definir y dar forma a los rizos y eliminar mechones rebeldes. En definitiva, lo hace más manejable y mejora su apariencia.

Si tras leer esto, crees que lo que necesita tu cabello es aceite de almendra, te proponemos probar nuestro Original Remedies Remedio de Arce, un auténtico remedio para reparar el cabello dañado gracias a la savia de arce y al aceite de almendra, dos ingredientes que regeneran el cabello para un pelo naturalmente reparado, saneado hasta las puntas, suave y lleno de vida.

¡Pruébalo y empieza disfrutar de un pelazo!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO