Algunas chicas tienen el cabello graso, otras tienen el inconveniente de tener el cabello seco, pero hay unas desafortunadas que reúnen a la vez estos dos problemas capilares y como resultado, presentan un cabello graso y puntas secas.

Si posees un cabello con graso con las puntas secas, aunque no lo creas, hoy estás de enhorabuena, porque te traemos muchos consejos para tratarlo y dotarlo de brillo y vitalidad. ¡Presta atención!

El cabello graso con puntas secas no solo se debe al mal cuidado

Este tipo de cabello es más común en las melenas largas, aunque esto no quiere decir que las melenas midi o cortas se libren por completo. De hecho, cualquier mujer puede padecerlo en algún momento de su vida.

Un dato interesante que debes conocer es que las raíces grasas y las puntas resecas no siempre se deben al mal cuidado del cabello. La causas son muy variadas, está la polución, el estrés, la fatiga, la mala alimentación… Tampoco hay que olvidar que el abuso de planchas, secadores y tintes también juegan un gran papel. La unión de todos estos factores se traduce en un desequilibrio en el reparto del sebo entre raíz y las puntas.

Un problema común al que se enfrentan las dueñas del cabello seco y las puntas secas es la frecuencia de la limpieza, mientras que el pelo graso necesita lavados a menudo, el pelo seco no los necesita con tanta frecuencia, y aquí se nos presenta un dilema. Pero este inconveniente dejará de existir para ti en el momento en el que empieces a utilizar el champú correcto para este tipo de cabello, por ejemplo Fructis Agua de Coco Pure Fresh te encantará. El agua de coco hidrata hasta las puntas y dan frescor a la raíz. Para un tratamiento más intensivo, combina el champú con el acondicionador, ¡y luce un pelazo por más tiempo!

Consejos para cuidar el pelo graso con puntas secas

  • A la hora de secarte el cabello, trata las puntas con delicadeza al eliminar el exceso de agua. Deshazte de la humedad delicadamente con la ayuda de una toalla (no frotes excesivamente, ya que de este modo, aumentarás la descamación).
  • No abuses del secador y la plancha. Seca el cabello cuando esté ligeramente húmedo.
  • En el caso de que prefieras hacer uso del secador, usa protectores térmicos para protegerlo del aire caliente.
  • A la hora de aplicarte los productos capilares (mascarillas, acondicionadores y sérums) no lo hagas desde la raíz, ya que ésta no los necesita. La forma correcta de aplicarlos es de medios a puntas.
  • Es importante que cuando te aclares el pelo te asegures que has eliminado todo el producto.
  • Procura no tocarte el cabello muy a menudo porque así se engrasa fácilmente.
  • No cepilles el cabello desde la raíz y siempre hazlo de medios a puntas, de lo contrario repartirás toda la grasa.

¡Aplica estos consejos y observa cómo tu pelo se convierte en una melena envidiable!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO