Como sabes, el tipo de piel no es igual en todas las personas. Hay mujeres que tienen un cutis envidiable, tan suave como el de un bebé, pero otras, por el contrario, tienen el inconveniente de tener pieles delicadas y, normalmente, con bastantes imperfecciones. En este caso, decimos que tienen una piel sensible, porque tienden a tener picor, escozor, tirantez,…; es decir, un tipo de piel complicado.

Si eres de las que se siente identificada con esto último, ¡no te preocupes! Porque existen muchas soluciones para tratar este problema de sensibilidad.

Características de las pieles sensibles

Si tu piel se deshidrata y se seca con facilidad, significa que tu barrera de protección de la piel no funciona correctamente, es decir, tienes una piel más sensible de lo habitual. Esta piel es mucho más delicada y los componentes de muchos productos causan su irritación, haciendo que tu cutis se seque y pierda su humedad natural. Por este motivo, debes utilizar productos destinados a rostros sensibles.

Este tipo de piel puede ser causa de factores internos, como la edad, la genética, el estrés e incluso una mala alimentación; o también puede ser el resultado de factores externos como la contaminación, la humedad, el clima, el viento o los rayos del sol así como los productos cosméticos agresivos, como jabones con perfumes y alcohol en su composición. Así que ya sabes, ¡fuera estos tratamientos!

Por este motivo, debes utilizar cremas especiales para el bienestar y el cuidado de tu piel si tienes un cutis sensible. Productos que reduzcan notablemente, sin irritar, las imperfecciones faciales, a la vez que hidratan y limpian tu rostro. ¡Calmar, proteger e hidratar son las funciones más destacadas que debe tener una crema facial si tienes una piel sensible!

Además, también existen productos ideales si te salen molestos granitos en el rostro. Aunque no sea una característica muy común en la piel sensible, debes prevenir porque ¡pueden aparecer en cualquier momento!

Cuidado de las pieles sensibles

Como has visto, la piel sensible necesita un cuidado especial y un punto muy importante es el hecho de utilizando un jabón facial indicado para las pieles sensibles, un exfoliante que limpie y purifique tu tez, así como una crema que reduzca tus imperfecciones y que calme esa tirantez e irritación.

¡Además! Sería bueno que limitases el consumo de alcohol y cafeína y evitases lo máximo posible los cambios de temperatura, la exposición al sol y al viento. ¡Tu piel lo agradecerá!
¡Sigue estos consejos, cuida tu piel sensible y fuera complejos! ¡Luce una piel radiante y con una hidratación envidiable con estas recomendaciones!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO