Seguramente muchas de vosotras tenéis el inconveniente de contar con una piel seca y sensible y, sobre todo ahora después del verano, ya que los rayos del sol resecan mucho la piel y hay que hidratarla constantemente para que luzca perfecta y radiante.

Si tienes una piel seca, significa que su capacidad para retener su humedad y evitar la pérdida de hidratación es menor que la del resto y, de este modo, su barrera efectiva de protección también lo es.

Somos conscientes de que este tipo de piel no es agradable tanto para el tacto como para la vista, pero si sigues una serie de consejos de hidratación y cuidado podrás mostrar tu piel sin vergüenza y estar orgullosa de ella.

 

¿Cómo saber si tienes una piel seca y sensible?

Básicamente, lo notarás porque tendrás la piel con un aspecto enrojecido, rugoso, descamado, e incluso agrietado y con picores, aunque esto último ya se produciría en pieles extremadamente sensibles.

Los primeros síntomas de la sequedad no causan normalmente mucha incomodidad, pero si los ignoras, es probable que conlleve a que la deshidratación sea aún más severa. Cosa que tenemos que evitar a toda costa.

La deshidratación excesiva provoca que la piel se vuelva frágil, lo que puede desembocar finalmente en grietas de la piel. Sobre todo en zonas donde se flexiona, como pueden ser los talones o las plantas de los pies.

 

Piel seca, ¿cómo cuidarla?

Este tipo de piel es mucho más delicada que una piel normal o grasa y, por este motivo, debes utilizar productos apropiados para su bienestar y con los que no se pierda su humedad natural, es decir, debes utilizar aquéllos destinados a pieles secas y/o sensibles.

Recuerda que la hidratación regular con productos adecuados puede solucionar este problema. No olvides que una piel hidratada y nutrida es mucho menos propensa a sufrir sensibilidad y estará mucho más suave y flexible.

Un buen tratamiento es emplear de manera frecuente una mascarilla hidratante en el rostro para que éste recupere su humedad. Dentro de la nueva gama de Botánica de Garnier podemos encontrar varios productos perfecto para ti, si tu piel es seca o sensible. Por ejemplo. la mascarilla hidratante calmante Botanicals Agua de Rosas es perfecta las pieles sensibles, ya que reduce la tirantez, hidrata la piel y le aporta suavidad y jugosidad.

Además, tiene un 96% de ingredientes de origen natural con antioxidantes que protegen la piel de las agresiones externas de una manera excelente.

Para una eficacia total, puedes combinar esta mascarilla hidratante con el tónico limpiador de esta misma gama, ideal para aliviar y tonificar tu piel seca.

Otro producto perfecto para este tipo de pieles secas y sensibles es la máscara de tejido superhidratante calmante de la gama Tissu Mask de Garnier, que además de contener sérum hidratante, lleva camomila rehidratando intensamente, reconfortando y aliviando la sensación de tirantez.

¡Día tras día notarás tu piel visiblemente más sana, nutrida y con más luminosidad!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO