Tener un pelo sano y brillante nunca fue fácil. De hecho, nuestras antepasadas crearon mil y un métodos y recetas para mejorar el aspecto y la salud de la melena, algunos de ellos funcionan, pero otros no. En cambio, tener un pelo seco y quebradizo es bastante fácil, solo hay que descuidarlo y maltratarlo con planchas, secadores, tintes…

El calor y la deshidratación: los principales causantes del pelo seco y quebradizo

Una de la principales causas que originan el pelo seco y quebradizo es el calor. Día tras día las mujeres  utilizan planchas y secadores para moldear y alisar el cabello.

Estos instrumentos hacen que un pelo rizado o encrespado en pocos minutos, luzca lacio y hermoso. Sin embargo, la mala noticia es que a largo plazo resulta ser un arma letal, ya que al final se obtiene un pelo seco y quebradizo.

Otra de las causas es el verano, no el verano en si, sino lo hábitos que tenemos durante esta época del año, como por ejemplo exponernos por largas horas a los rayos UVA, el cloro, el mar,… todo ello influye en llegar a septiembre con el pelo seco y quebradizo que necesita tratamientos constantes para mejorar el aspecto.

El pelo, al igual que el cuerpo y la piel, necesita estar bien hidratado para tener un buen aspecto. Por eso, no mantener una dieta no sana hará que todo el cuerpo se deshidrate, y el pelo tampoco se libre. Para evitar esto, no hay otra solución que tomar alimentos ricos en Vitamina A, proteínas y ácidos grasos esenciales. ¡Y no hay que olvidar beber mucha agua!

10 consejos para evitar que tu pelo se vuelva seco y quebradizo

1. Utiliza un champú hidratante

Puede parecer simple, pero cada tipo de champú funciona de un modo diferente. Los champús que contienen sulfatos o alcohol pueden eliminar demasiada hidratación natural y hacer que tu pelo se seque demasiado.

Busca un champú que sea específicamente hidratante, nutriente o revitalizante. Los champús que contienen aceites son especialmente efectivos a la hora de hidratar y tratar el pelo encrespado o seco; debes buscar un champú que no tenga sulfatos ni alcohol y que contenga aceites nutritivos.

2. No te laves el pelo demasiado

De algún modo muchos de nosotros nos hemos acostumbrado a lavarnos el pelo a diario como parte de la rutina capilar. Esto podría ser un problema.

El lavado diario se cobra un peaje en nuestro cabello y sin duda puede causar fragilidad y secar tus aceites lubricantes naturales. El champú en seco es eficaz, aunque en realidad a las personas con el cabello seco no les hace falta entre lavados.

3. Utiliza acondicionador hidratante

Todos sabemos que el acondicionador es esencial en la lucha para evitar el cabello seco, pero, al igual que con el champú, los ingredientes son cruciales.

Busca uno que contenga aceites vegetales y que tenga una consistencia untuosa en lugar de líquida. Probablemente significará que contiene muchos aceites nutrientes en lugar de agua añadida.

4. Utiliza un tratamiento intensivo de forma ocasional

Puede ser divertido preparar tu propio tratamiento intensivo con aceite de coco, almendras, macadamia o jojoba, quizás con un poco de tu aceite esencial favorito como fragancia, ¡aunque puede ser lioso y causar problemas a la hora de limpiar! Resulta más fácil utilizar un tratamiento intensivo de los que se encuentran en el mercado.

5. No apliques demasiado calor

Después de haberte tomado tantas molestias para prevenir el cabello seco, no lo eches todo por la borda aplicando demasiado calor a tu pelo con el secador o con otras herramientas de peinado.

Hazlo lo más breve posible, a baja temperatura, y protege tu pelo de antemano con un aceite acondicionador, siempre y cuando sea de textura ligera y cremosa en lugar de espesa y grasienta.

6. ¡Vuelve, mantequilla, está todo perdonado!

Un pelo brillante y saludable procede en parte del interior. La moda de tomar alimentos bajos en grasas y sin grasas está quedando desacreditada y cada vez está más aceptado que las grasas saludables, en proporciones adecuadas, son esenciales para la salud de todo nuestro organismo, incluido el cabello, por supuesto.

7. Protege tu pelo de los elementos de la naturaleza

La luz del sol directa hace que tu pelo pierda color, flexibilidad y brillo. La solución es fácil: utiliza un spray o una mousse de protección solar o, incluso más fácil, ponte un sombrero, un turbante o un pañuelo cuando te expongas al sol.

Por otro lado, los ambientes interiores sofocantes con calefacción central también pueden provocar sequedad, así que intenta mantener el ambiente húmedo con un humidificador o con plantas de interior y, de vez en cuando, abriendo las ventanas.

Si nadas en el mar, aclárate el pelo en agua limpia lo antes posible después para evitar el cabello seco como resultado de demasiada sal deshidratante.

8. Protege también tu pelo de los elementos no naturales

Uno de los principales culpables de volver el pelo apagado y sin vida es el cloro de las piscinas e incluso en menor grado el del agua del grifo doméstica.

Para las piscinas, ponte un gorro o bien, si no soportas cómo te queda, aclárate el pelo inmediatamente después. Si el agua corriente tiene mucho cloro, ten en cuenta que una opción que podría ayudarte es un filtro de carbón vegetal.

9. Córtate el pelo con frecuencia

No tiene que ser un corte drástico ni un cambio de peinado, pero recortar las puntas más o menos un centímetro cada dos meses realmente ayudará a que tu pelo se vea sano.

El pelo seco y encrespado suele ser más problemático en las puntas, de modo que un ligero recorte se ocupará de la peor área.

10. Evita los peinados que tensan el pelo

Si alguna vez te recoges el pelo con una goma elástica, ¡no lo hagas! Esto es muy obvio, pero si normalmente llevas el cabello en trenzas, colas de caballo, con postizos o rastas, se trata de peinados que, además de tirar del pelo desde el nacimiento en el cuero cabelludo, también estiran y tensan cada cabello individual.

Esto inevitablemente provoca que el pelo se vuelva quebradizo y áspero. Intenta alternar los estilos de peinado complicados con otros más naturales y sencillos o resérvalos para ocasiones especiales.


Tendrás que escoger bien los productos que vas a utilizar para lavar tu pelo, éstos deben de ser dirigidos a tu tipo de pelo, un champú para pelo rizado no va a funcionar para un pelo liso, o uno para pelo seco en un cabello graso.

En este punto te recomendamos la gama Remedio de Arce de Original Remedies, compuesta por champú, mascarilla y aceite en crema, un remedio respetuoso traido desde los bosques más frondosos de Canadá que combina dos de los ingredientes más auténticos de la naturaleza:  el poder reparador de la Savia de Arce y las propiedades nutritivas del Aceite de Almendras para devolver a tu pelo toda su vitalidad y suavidad.

Siguiendo estas indicaciones, podrás decirle adiós al pelo seco y quebradizo en poco tiempo, y empezar así a disfrutar de una melena espectacular.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO