El invierno no solo hace sufrir a nuestro bolsillo con la factura de la luz, nuestra piel también es otra de las afectadas por las calefacciones. Pero no te preocupes, hoy queremos dedicar este artículo a darte algunos consejos clave para cuidar la piel, y así tenerla radiante e hidratada también durante el invierno.

Causas de la piel seca en invierno

Hay muchos factores que hacen que nuestra piel se reseque en invierno como, por ejemplo, el agua y el jabón. Esto no significa que tengas que dejar de lavarte en invierno. Lávate como siempre lo haces, pero utiliza después de cada ducha una buena loción cuidar la piel en inviernohidratante. En el caso de la cara, te recomendamos que en vez de agua y jabón, utilices leche limpiadora + tónico, no resecan tanto la cara y la piel sufre menos.

Pero, sin duda, el factor principal que provoca la sequía de nuestra piel son los cambios de temperatura. En invierno estamos expuestos a muchos contrastes. Pasamos de frío a calor, y de calor a frío en períodos muy breves de tiempo.

Y estos cambios se ven traducidos no solo en resfriados y gripes sino también en nuestra piel provocando rojeces, epidermis y dejándola escamada y quebradiza.

 ¿Qué podemos hacer para evitarlo?

La solución está en nuestro día a día. Lo más importante para hidratar nuestra piel es beber mucha agua y utilizar lociones y cremas un par de veces al día. Para el cuerpo, puedes probar lociones nutritivas, ¡te vendrá de perlas! Y para la cara, es recomendable usar dos diferentes, una de día y otra de noche.

Errores básicos al hidratar la piel

Hidratar tu piel no consiste en cubrir tu cuerpo de una capa de crema de color blanco. ¡Esto no funciona! Si dejas una capa blanca, a tu piel le costará mucho más absorber lacuidar la piel del frio crema hidratante. Por tanto, para evitar este error, extiéndela correctamente. Además, si realizas un buen masaje ayudarás a la reducción de celulitis. ¡Todo son ventajas!

Otro de los errores más habituales es no realizar una hidratación diariamente. De nada sirve que durante una semana cuides tu piel hidratándola con un tratamiento especial para pieles extra secas si luego olvidas hidratarla de manera regular.

No olvides que, además de seguir nuestros consejos, debes abrigarte bien para proteger tu piel del frío. Ya verás cómo siguiendo estas claves tu piel no sufrirá en invierno. ¡Vamos a por él!

 

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO