Tras un largo día de trabajo o estudio, lo primero que apetece al llegar a casa es deshacerse de la ropa de calle, ponerse el pijama y tener el rostro libre de maquillaje para poder descansar de forma óptima. Desmaquillarse es lo que más pereza da ya que suele llevar algo de tiempo, y especialmente la zona ocular, pues las sombras y la máscara suelen ser resistentes.

Si sueles tener este inconveniente, no debes preocuparte porque hoy te traemos, con la gama de Agua Micelar de Garnier, una forma fácil y rápida para desmaquillar los ojos y mantener la piel de esta zona sana e hidratada. Además, te presentamos sus diferentes tipos que se ajustarán a las necesidades de tu piel.

La piel de la zona ocular es una de la más frágiles y delicadas

Lo primero que hay que conocer es que la piel que rodea los ojos es de las más sensibles, por lo que no vale cualquier producto para limpiarla, más cuando la piel del rostro es de por sí sensible.

Seguramente te ha pasado alguna vez que, tras desmaquillar los ojos, obtuviste una piel irritada y unos ojos llorosos, la razón puede ser haber frotado demasiado debido a que el producto no eliminaba los restos de maquillaje, o que era demasiado agresivo para tu piel.

Desmaquillando los ojos correctamente, además de eliminar todos los restos de suciedad, se evita la aparición de impurezas, las arrugas prematuras y la mirada apagada.

Desmaquillar los ojos con agua micelar paso a paso

  1. Coloca la cantidad necesaria del Agua Micelar sobre un disco de algodón, posiciona el disco sobre el ojo y déjalo reposando sobre el párpado, sin ejercer presión, durante uno 10 segundos, antes de empezar a retirar el maquillaje.
  2. Mediante suaves presiones, empieza a limpiar el párpado superior, deslizando el algodón desde el lagrimal hasta el extremo del ojo. Hazlo sin restregar o frotar bruscamente, basta con pasar el disco sobre la piel ejerciendo un poco de presión.
  3. Cabe señalar que debes usar un algodón para cada ojo para evitar contaminación entre los mismos.
  4. Seguidamente toca desmaquillar las pestañas, para ello debes deslizar con suavidad el algodón desde la raíz a las puntas. Repite la acción las veces necesarias para retirar todos los restos de la máscara de ojos.
  5. Si se ha quedado algún resto de línea de ojos o de máscara de pestañas, puedes poner un poco de Agua Micelar en un bastoncito de algodón y pasarlo suavemente por estas zonas con ligeros movimientos rotatorios. Esta forma es más respetuosa con las pestañas.

Incluyendo el Agua Micelar a tu rutina diaria, tu piel podrá por fin respirar y estar hidratada y calmada, y lo más importante, el tiempo que necesitarás para desmaquillarte se verá reducido notablemente.

Con Garnier, encontrarás el Agua Micelar que necesitas para tu tipo de rostro:

  • Agua Micelar Todo en Uno (para todo tipo de pieles).
  • Agua Micelar en Aceite (ideal para eliminar el maquillaje waterproof).
  • Agua Micelar Sensitive (para pieles muy sensibles, apta para usuarias de lentillas).

Si lo prefieres, la gama también cuenta con toallitas micelares enriquecidas con fibras de seda para desmaquillarte de una pasada. ¡Sensación inmediata de limpieza!
Si te vas de viaje, todas estas opciones también las encontrarás en formato mini. ¡Para que no tengas que estar minutos y minutos lavándote la cara en el hotel!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO