Incluso si proteges tu piel contra las quemaduras y los daños solares, después de unos días de sol puedes acabar con marcas de bronceado muy embarazosas. No hay nada menos estético que las marcas del bikini con un vestido palabra de honor; provoca la misma vergüenza que las marcas de las gafas de esquí. Por no hablar de las horribles marcas de mangas de camisetas en los brazos, calcetines en las piernas y sandalias en los pies…

Por suerte, evitar estas marcas del bikini no tiene mucha ciencia.

1. Sin quemaduras

Evitar las quemaduras solares es la norma más básica a la hora de intentar evitar que aparezcan las embarazosas marcas solares del bikini. Broncearse demasiado rápido y quemarse es la forma más segura de que aparezcan algunas feas marcas de bronceado que puede costar bastante eliminar.

Recuerda siempre ponerte cremar solar antes de exponerte al sol y acostúmbrate a utilizar una hidratante con protección SPF por las mañanas para evitar una quemadura inesperada. Si vas a la montaña, no olvides comprar una buena crema solar especial para esquí para evitar las marcas de las gafas.

2. Tomar el sol de forma inteligente

En verano, céntrate en lograr un bronceado de forma gradual y natural durante un periodo de tiempo prolongado. De este modo conseguirás un bronceado bonito y uniforme sin embarazosas marcas.

Recuerda que debes permitir que toda tu piel tenga una exposición al sol igual llevando prendas de ropa con formas y cortes distintos. Lleva faldas y pantalones de distintas longitudes y camisetas y tops con distintos tipos de mangas.
Para la playa, hazte con un par de bañadores que te permitan broncear distintas partes del cuerpo. Mientras que un bikini es fantástico para lograr un abdomen bronceado, un bañador entero es perfecto para broncear la espalda. Los tirantes ajustables de quita y pon siempre son una opción fantástica y muy práctica para tomar el sol en serio. Las camisetas y tops y los vestidos con formas atrevidas e inusuales suele ser mejor dejarlos para la tarde, cuando ya no hay riesgo de broncearse.

Mientras tomas el sol, asegúrate de girar regularmente para evitar marcas de bronceado inesperadas. Realizar alguna actividad bajo el sol es la mejor manera de conseguir un bronceado natural y uniforme. ¡Ante todo hay que divertirse!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO