¿Conoces o has oído hablar alguna vez del tratamiento detox? Si aún no lo has hecho, ¡ya es hora de tenerlo en cuenta para el bienestar de tu melena! Para acercarte a él, deberías seguir leyendo este post, ya que lo más probable es que tu pelo necesite un tratamiento detox urgentemente por el simple hecho de que muchos problemas del cabello tienen su origen en el cuero cabelludo.

¿Qué es un tratamiento detox?

En el día a día, nuestro cabello se enfrenta a numerosas agresiones. Y a eso hay que sumarle también los productos capilares y los tintes que nos aplicamos de manera habitual, todo ello desemboca en una mala salud del cabello, debido a que la acumulación de residuos puede obstruir los folículos y afectar al crecimiento.

En primer lugar, es necesario saber que el tratamiento detox trata de deshacerse de las toxinas que se acumulan en el cuero cabelludo debido a los productos de styling y a la contaminación. Este tratamiento se lleva a cabo mediante una limpieza profunda y una exfoliación capilar, has leído bien, el cuero cabelludo también se debe exfoliar, ya que al igual que toda nuestra piel, se intoxica y es vital eliminar la células muertas, caspa y sebo, problemas que no se solucionan únicamente usando acondicionador y mascarilla.

¿Cómo funciona un tratamiento detox?

Un pelo detox se consigue mediante un masaje de aceites esenciales purificantes que activan la microcirculación y retiran las células muertas haciendo que el poro se quede libre y, en consecuencia, el cabello se verá más suelto, brillante y lustroso, a la vez que mucho más perceptivo a cualquier tratamiento… ¡todo son ventajas!

Además de los masajes con aceites esenciales, se ha de lavar el pelo con los productos específicos para cada cabello, para ello te recomendamos la gama Fructis porque en ella encontrarás los productos indicados para tu melena, sea del tipo que sea.

Hay una verdad irreversible y es que cualquier cosa en exceso acaba siendo perjudicial. Esto también ocurre con el tratamiento detox, si se lleva a cabo más veces del necesario, puede causar el temido efecto rebote, es decir, si por ejemplo se retira en exceso el sebo, el cabello acabará creando más grasa. Además, es importante recordar que necesitamos un cierto nivel de grasa para mantener a raya las bacterias, los hongos y otros inquilinos indeseables. Además, una exfoliación en demasía puede hacer que tus puntas se resequen y se vuelvan quebradizas.

El  tratamiento detox se suele llevar a cabo entre un mes y tres meses, dependiendo de la necesidad de cada cabello. Y como en todo, hay excepciones. En el caso del cuero cabelludo sensible, se recomienda no realizarlo. Este procedimiento se puede realizar tanto en casa como en un salón de belleza. Es muy importante que los aceites sean lo más naturales posibles, de lo contrario, no se soluciona el problema de forma correcta.

Ahora que conoces más información sobre el tratamiento detox, ¡añadelo a tu rutina y dale una alegría a tu cuero cabelludo! ¡Empieza a lucir una melena totalmente detox!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO