Someter el cabello a una decoloración puede ser una opción muy agresiva si no se hace correctamente. ¿Por qué? Pues básicamente porque al hacerlo se elimina el pigmento de la hebra y se modifica la cutícula del pelo, lo cual lo debilita, reseca y hace que pierda su proteína y brillo natural.

Por estas razones, es de suma importancia cuidar y mimar el cabello tras una decoloración. En este artículo, te proporcionamos ciertas indicaciones para hacerlo de una manera correcta. ¡Toma nota!

Devuélvele los nutrientes a tu melena

Lo primero que implica cuidar el cabello decolorado es devolver al pelo todos los nutrientes que ha perdido. Esto se puede hacer a través de mascarillas para el cabello teñido, las cuales ofrecen al pelo la nutrición necesaria para recuperarse del daño químico y volver a estar suave y brillante.

Es muy importante usar un champú y un acondicionador indicados para cabellos teñidos. Estos productos contienen nutrientes que ayudan a cuidar el cabello decolorado.

Una melena decolorada es más propensa a las puntas abiertas, por ello tienes que cortártelas cada dos meses para asegurarte de que el daño no se extienda a la parte superior, ¡un gran corte de pelo puede ser la solución!

El calor, el enemigo del cabello decolorado

Evita exponer tu cabello al calor, para ello intenta usar los secadores y las planchas lo mínimo posible, de lo contrario conseguirás que tu pelo tenga “aspecto de paja”. También debes evitar las incidencias de los rayos solares, ya que puedes hacer que tu pelo se reseque más, para ello puedes hacer uso de sombreros, gorras y protectores solares capilares.

Usa algún aceite esencial (de oliva o de coco) para proporcionar a tu cabello ricos nutrientes y un brillo espectacular. Desde Garnier, te recomendamos Original Remedies Oliva Mítica. Se trata de un aceite en crema sin aclarado ideal para aplicar tras lavar el pelo, ya que le aporta nutrientes ¡y no lo apelmaza!

Después de una decoloración, las hebras son más débiles por lo que es recomendable desenredar el cabello cuidadosamente evitando tirar mucho de los mechones para impedir que el pelo se rompa.

Otro consejo es que no te acuestes con el cabello mojado (este es el momento donde el cabello está más débil) ni lo seques con la toalla, pues puede ocasionar la caída y la rotura de los mechones.

Como habrás podido observar, decolorar el pelo puede quedar estéticamente muy bonito y puede ser un look atrevido y arriesgado, pero, para mantenerlo así, es necesario cuidarlo muy bien. ¡Sigue todos estos anteriores consejos y lucirás una espléndida cabellera rubia!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO