Cada piel tiene unas características determinadas y cada una requiere unos cuidados concretos, dependiendo si tienes un cutis seco, graso o mixto. Lo que es evidente es que, para todos ellos, las cremas hidratantes son esenciales y para los rostros secos y mixtos, las cremas nutritivas también lo son.

Aunque siempre hayas pensado que hidratación y nutrición son sinónimos, esto no es del todo cierto. Ambos términos tienen sus diferencias y cada crema facial tiene sus características particulares. Hoy descubrirás cuáles son las principales desigualdades entre una crema y otra, así como todas las características concretas de las cremas nutritivas.

Diferencia entre cremas nutritivas y cremas hidratantes

Las cremas hidratantes son aquellas que deben aplicarse de día en el rostro. Sirven para aportar hidratación y frescura, es decir, dotan a la tez de un extra de agua. Decimos que mejor aplicarlas de día porque contrarrestan la agresión por parte del sol y el viento, que son factores que la resecan notablemente. Una crema hidratante muy aconsejable es Hydra Bomb de día, puesto que este producto recarga de agua tu piel, protegiéndola contra las agresiones externas, además de contar con una textura ultraligera que hace que se extienda con mucha facilidad.

Sin embargo, las cremas nutritivas son aquellas que se emplean de noche y que aportan a la piel no agua, sino lípidos, que son moléculas grasas que regeneran la dermis y son necesarias para el bienestar de tu rostro. Por esta razón, porque dotan de grasa a tu cutis, es más recomendable que estas cremas sean utilizadas para pieles mixtas o secas.

No es aconsejable emplear las cremas nutritivas para pieles grasas o con tendencia acnéica, ya que puede empeorar el problema de los granitos y acentuar su aparición u otras imperfecciones.

Tanto una como otra, deben extenderse sobre una piel completamente limpia y libre de suciedad e impurezas , es decir, se usan después de una rutina de higiene facial diaria.

Consejos para utilizar las cremas nutritivas

Las cremas nutritivas son muy positivas para prevenir el envejecimiento y la formación de arrugas. Es decir, su uso es muy recomendado para pieles secas y maduras, ya que éstas pierden parte de sus lípidos con el paso de los años.

Recuerda emplear la crema nutritiva una vez que te hayas lavado el rostro y eliminado completamente todo el maquillaje. Primero hay que eliminar toda la suciedad y las toxinas acumuladas durante todo el día y luego aplicar esta crema, sino su efecto se vería reducido en gran medida.

Decimos que es mejor utilizarlas de noche porque el sueño y el descanso nocturno potencia los efectos de estas cremas, contribuyendo a una adecuada renovación celular.

Para apreciar el efecto de las cremas nutritivas, debes ser constante con su aplicación, es decir, éstas no tienen un efecto inmediato, sino que debe crearse una rutina y ser tenaz con su empleo. Solo así, ¡notarás cómo tu rostro luce a la perfección!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO