El pelo graso es una de las mayores pesadillas de toda mujer, pero si además es fino, el efecto apelmazado y sin vida, acaba con la moral de cualquiera. ¡No hay problema sin solución! A continuación, te contamos cómo lucir una melena vital y brillante para estar más guapa que nunca.

Cambia tu manera de lavar el cabello

Si eres de las que se pone un montón de champú en la mano o directamente en la cabeza y se restriega hasta dejar el cuero cabelludo reluciente, quizás no estés haciendo lo mejor por tu melena. El cabello fino es más frágil y el exceso de producto puede alterar el cuero cabelludo y producir ese odiado exceso de grasa.

A partir de ahora, prueba a echar menos champú. Una vez que tengas el cabello mojado y el producto en la mano, repártelo con un suave y relajante masaje, únicamente sobre el cuero cabelludo. Aquí es donde se produce la grasa, por lo que es importante incidir en toda la superficie.

Después, reparte el resto del producto por la melena, pero no lo frotes ni lo enrosques, así solo conseguirás enredarlo y romperlo. Péinate con los dedos (y con cuidado de no dar tirones) mientras repartes la espuma por el largo.

Más tarde, aclara bien toda la melena, especialmente el cuero cabelludo, que no quede producto. Nos encanta lavar el cabello con champús ricos en ingredientes naturales, que aporten vitaminas y minerales que no solo mejoren el aspecto del pelo, sino su salud, como es el caso de Original Remedies Remedio de Arce. Esta gama combina dos de los ingredientes más auténticos de la naturaleza: el poder reparador de la Savia de Arce y las propiedades nutritivas del Aceite de Almendra para devolver a tu pelo toda su vitalidad y suavidad para aquellos cabellos dañados que necesitan una reparación intensa.

A continuación, aplica el acondicionador y la mascarilla, pero una vez a la semana. Queremos que apuntes en un cuaderno cien veces el mandamiento clave para no engrasar las raíces: “No aplicar acondicionador ni mascarillas por encima de lo que marque mi coleta”. No caigas en este catastrófico error que te puede llevar a empeorar el problema.

¡Trucos para prolongar los lavados!

El cuero cabelludo con tendencia a engrasarse puede prolongar el tiempo entre lavados si se tienen unos trucos en la manga.

  1. Evitar cualquier peinado que aplaste el cabello, como es el caso de una coleta muy tirante. Es una buena manera de prolongar su vida.
  2. ¡No lo estés tocando todo el rato! Al igual que pasa en la cara, tocar demasiado el pelo puede empeorar este problema.
  3. Por último el secreto mejor guardado, el champú seco. Elige fórmulas naturales que absorban el exceso de grasa para alargar los días en los que toca lavar el pelo.

¡Si sigues estos sencillos pasos tu melena estará perfecta día tras día!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO