Entre los tipos de cabello más “problemáticos” que podemos encontrar, distinguimos el encrespado y el electrizado. Aunque a simple vista pueden parecer lo mismo, la verdad es que son términos bastante distintos. En este artículo, desglosamos las diferencias que existen entre ellos y nombramos los remedios más efectivos para combatirlos y acabar con ellos desde el minuto uno.

Si eres dueña de una melena así, en las siguientes líneas encontrarás los recursos definitivos para deshacerte de este problema y empezar a disfrutar de un pelo de escándalo, sano y brillante.

El karité, la mejor arma anti encrespamiento

Lo principal es saber cuáles son las causas básicas de estos problemas. En el caso del encrespamiento, es principalmente la deshidratación. Cuando al pelo le falta humedad, suele expandirse para buscarla, por lo que las cutículas se levantan y se rizan haciendo que las puntas se sequen más rápido. La deshidratación se puede deber también a agentes exteriores como el sol, el uso de secadoras y planchas, los tintes, las mechas…

Combatirlo consiste simplemente en hidratarlo, tarea que se puede llevar a cabo mediante el uso de productos adecuados. Dichos productos tienen que estar compuestos por unos ingredientes que favorecen la solución al problema. Uno ideal es la manteca de karité, una sustancia grasa (proveniente del árbol karité) de origen africano que ha sido usada desde hace siglos en este continente para solucionar problemas capilares.

Este fruto proporciona humedad y nutrición desde la raíz extendiéndose a las puntas, algo que lo convierte en una herramienta muy beneficiosa para el cabello encrespado y dañado. Su eficacia se debe a que posee compuestos capaces de absorber la radiación UV que protege al cabello de los agentes externos y de las temperaturas altas.

¡Di adiós al pelo electrizado con el aguacate!

En cuanto al cabello electrizado, este es más frecuente que se produzca en el pelo fino y se debe básicamente a la electricidad estática. El pelo está dañado y le falta cohesión entre las escamas de su cutícula, éstas, al estar separadas, rotas o deterioradas, se enganchan entre sí, produciendo pequeñas fricciones que acumulan cargas eléctricas. La clave para deshacerse de estas cargas está en mantener el cabello hidratado y sobre todo en proteger la capa externa de las agresiones.

Al igual que en el caso del encrespamiento, para evitar la electricidad capilar, hay que utilizar productos idóneos. Un ingrediente ideal para reducir este problema es el aguacate, un fruto muy poderoso que ayuda a solventar este inconveniente, de hecho, se ha confiado en sus propiedades desde la antigüedad. Gracias a su alto contenido de vitaminas y minerales, tiene efectos restauradores y suavizantes. Además, su alto contenido en agua y aceites vegetales hidratan profundamente el cabello. Todo esto lo hace una solución ideal para las dueñas de cabellos electrizados.

Con la gama Fructis Nutri Repair, compuesta por aceite de oliva, aguacate y manteca de karité podrás despedirte para siempre del encrespamiento y del pelo electrizado, ya que estos componentes penetran el cabello y lo reparan desde el interior dejándolo limpio, flexible y ligero. Desde los primeros usos, ¡notarás tu cabello mucho más suave y cuidado!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO