Una de las imperfecciones comunes que encontramos en nuestra piel es el acné, pero cuando por fin conseguimos deshacernos de él, surgen las cicatrices y manchas, que son, muchas veces, consecuencia del mal cuidado de los granos.

Las cicatrices y las manchas de acné suelen ser como nuestro historial, unas marcas del pasado que persisten y se resisten a desaparecer. La buena noticia es que gracias a algunos tratamientos, como el peeling químico o el láser, y a algunos productos como la gama Pure Active ¡puedes decirle adiós definitivamente!

¡Nunca estalles un grano!

El gran error que comete cualquier persona en cuanto al cuidado del acné es estallar los granos, seguro que tú también lo has hecho, ¡es imposible evitarlo! Pero lo único que se consigue es hacer aún más grande la inflamación y, por tanto, más grande la mancha y la cicatriz.

La forma correcta de tratar el acné desde el principio para evitar dolores de cabeza posteriores, como por ejemplo los tratamientos costosos, es llevar a cabo una  buena higiene diaria, limpiando las zonas afectadas con un jabón neutro, y utilizando cremas específicas para pieles grasas, siempre libres de grasa  (oil free). Es fundamental para evitar que el acné se extienda y vaya a más. En este contexto,  desde Garnier te recomendamos Pure Active anti-acné, una serie de productos ideados para mejorar el aspecto de la piel.

A la hora de exfoliar el rostro y eliminar las células muertas, procura hacerte con exfoliantes suaves indicados para pieles sensibles (si la tuvieses), ya que utilizando uno para pieles normales harás que tu tez se irrite y se enrojezca.

Lucha contra la tentación y aléjate de la comida grasa

No olvides que llevar una dieta sana y equilibrada es muy importante, ya que lo que comemos se refleja en nuestra piel. Seguro que ya sabes que ciertos granos salen por exceso de grasa, así que antes de caer en la tentación y deleitar a tu paladar con algo sabroso y graso, piénsatelo dos veces porque probablemente al día siguiente te salga un molesto grano en tu cutis, un grano que se va a transformar más tarde en una molesta mancha.

Evitar el acné es algo difícil, pero tratarlo y hacer que sus efectos no sean tan devastadores para la piel sí es posible, así que, si posees una piel acneica, debes cuidarla adecuadamente con una buena limpieza facial y empleando productos para que no te queden manchas, y en caso de que queden, no sean tan evidentes.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO