Exfoliar la cara es una de las tareas más necesarias para disfrutar de un cutis sano y sin impurezas. Aunque en muchas ocasiones las ganas de realizarla son nulas, es una rutina completamente necesaria, sobre todo cuando la piel es grasa y presenta acné. Si este es tu caso, ¡deberías seguir leyendo porque esta información te interesará!

La primera duda a la que se enfrentan las personas que tienen granitos es si es bueno o no exfoliarse la cara, la respuesta es un sí rotundo, de hecho, todas las pieles, sin excepción alguna, necesitan exfoliación y las grasas mucho más.

¿Por qué hay que exfoliar la piel grasa con granos?

Lo primero que hay que saber es que la exfoliación es una parte importante de la limpieza de la piel, ya que además de eliminar las células muertas que se quedan pegadas en la superficie, favorece la renovación celular, mejora la oxigenación y devuelve a la piel su suavidad y luminosidad. Además de eso, la exfoliación favorece la penetración de las cremas y, por tanto, mejora su eficacia.

Por estas razones, exfoliar al menos una vez por semana es adecuado y aconsejable para todo tipo de pieles, y sobre todo en el caso de las mixtas y grasas, ya que así se elimina la suciedad y se previene la obstrucción de los poros.

Remedios caseros para exfoliar la piel grasa con acné

Hay diversos remedios caseros con los que se puede exfoliar la cara, suelen ser ingredientes que nunca faltan en la cocina, como por ejemplo la canela, la miel, el café, el azúcar…

Hemos recopilado dos recetas caseras muy fáciles y muy efectivas.

  • Exfoliante de miel y canela. Hay que mezclar una cucharada de canela y dos de miel y aplicar sobre la cara, después se deja reposar durante 15 minutos y se lava con agua abundante. Aunque la mezcla es pegajosa, la verdad es que el resultado final es satisfactorio, ya que estos dos ingredientes juntos son un arma perfecta para luchar contra el acné. La canela tiene propiedades antimicrobianas, lo que puede ayudar a evitar que la proliferación de bacterias, y la miel es un antibiótico natural que ayuda a desinflamar la piel enrojecida por granos y espinillas.
  • Exfoliante de limón y azúcar. Se mezcla una cucharada de azúcar con una de limón, se aplica sobre la piel previamente limpia y se masajea durante 15 minutos. Esta receta te ayudará a eliminar todas esas células muertas e impurezas de tu rostro y así obtener un cutis más luminoso y suave.
  • Exfoliante de tomate y azúcar. Al igual que los productos anteriores se puede decir con mucha certeza, que estos ingredientes están presentes en todos los hogares. El tomate es un antioxidante muy bueno para la piel y, junto al azúcar, eliminan todas las células muertas que acumula la piel. Para esta receta, hay que extraer el jugo de un tomate y añadir una cucharada de azúcar, después es necesario masajear suavemente durante unos minutos y, a continuación, retirar con abundante agua. El tomate refrescará tu piel y te dará una luminosidad extra.

Pasos para exfoliar la cara correctamente

Ahora que ya sabes como hacer tu propio exfoliante en casa, sigue estos pasos para dejar tu cutis perfecto:

  1. Limpia tu cara de imperfecciones y suciedad. Antes de comenzar a realizar la exfoliación, es importante que el rostro no tenga ninguna impureza realizando una limpieza facial Eso sí, ten en cuenta que el agua y el jabón reseca la piel, así que para evitarlo puedes utilizar leche desmaquillante y tónico. Pero si quieres ahorrarte un paso, te vendrá muy bien utilizar toallitas micelares 3 en 1 o agua micelar. Con estos productos desmaquillas, limpias, purificas y matificas tu cara en un solo paso.
  2. Sin secar del todo tu cara extiende el producto exfoliante. Es mejor que tu rostro no esté del todo seco porque así podrás extender mejor el exfoliante y los granos de la crema exfoliante no dañarán tu piel. ¡Manos a la obra!
  3. Cuidado al extender el exfoliante. Para obtener el mejor de los resultados tienes que hacerlo de manera suave, en movimientos circulares hacia arriba y desde el centro de la cara (nariz) hacia las orejas. Evita el contorno de los ojos, porque en esa zona la piel es muy delicada.
  4. Aclárate la cara con agua fría para que se cierren bien los poros y utiliza tu crema hidratante habitual

Errores al exfoliar la cara

Ya has comprobado como la exfoliación rutinaria lleva poco tiempo. Pero no acaba ahí todo. Vamos a explicarte dos errores típicos en la exfoliación de la cara para que no caigas en ellos:

  • Presionar mucho al extender el exfoliante es un error muy común. No presiones demasiado porque solo conseguirás dañar tu piel. Basta con que lo extiendas suavemente como te hemos recomendado en la lista de pasos de arriba, con movimientos circulares y de forma suave. Además, tienes que aplicarlo de manera uniforme, nada de pegotones
  • Cuidado si tienes una piel muy sensible. En este caso debes prestar especial atención a la selección de tu exfoliante, utilizando un producto suave que no dañe tu piel. Recuerda siempre extender el exfoliante sobre la cara húmeda y después utilizar una buena crema hidratante para calmar la piel tras la exfoliación.

Desde hoy ya no tienes excusa para tener una cara perfecta y limpia de impurezas.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO