La piel es el mayor órgano del cuerpo y, por ese motivo, y porque siempre queremos lucirla espléndida, es esencial cuidarla no solo desde dentro, sino también desde fuera. No únicamente hay que echarse crema una vez que hayas salido de la ducha, sino que debes seguir una rutina concreta para que tu piel tenga un brillo y una suavidad envidiable.

Si no bebes la suficiente cantidad de líquido y no llevas una dieta adecuada, será muy complicado que puedas llegar a alcanzar la piel con la que sueñas desde hace tiempo.

¿Cómo hidratar tu piel por fuera?

Es fundamental que, al salir de la ducha, apliques todos los días una crema hidratante por todo tu cuerpo, según sea tu piel. Conseguirás que esté más suave y sedosa.

Aunque siempre se nos suele olvidar, también es aconsejable emplear de manera habitual un tónico porque mantiene la humedad en tu cuerpo y ayuda a que tu piel absorba mejor la crema hidratante.

De todas las partes del cuerpo, el rostro es al que se le presta una mayor atención, esto es normal, ya que es la parte más visible. Si quieres lucir una tez perfecta, te recomendamos que emplees mascarillas de forma habitual en tu piel facial, una gama muy recomendable es Rescue Mask, productos perfectos ideados para cada tipo de rostro: mascarilla purificante, minimizadora de poros, anti-sequedad, reparadora e iluminadora.

¿Cómo hidratar tu piel desde dentro?

La piel te asegura una función protectora, pero también otorga luminosidad y belleza al cutis y a todo tu cuerpo. Está formada en su mayoría por agua, aproximadamente un 70%, y la mayoría de ella se concentra en la dermis, donde se acumula para nutrir las capas superiores.

Sabemos que es un consejo muy repetitivo, pero beber agua diariamente (al menos 2 litros) es algo fundamental para el bienestar general de tu cuerpo. Es muy importante que lo tengas presente, ya que humecta la piel, elimina toxinas y hace que luzca completamente radiante.

Si no se sigue esto, la piel se debilitará y se deshidratará, obteniendo como resultado un aspecto reseco y opaco. También se aconseja comer fruta y verduras habitualmente, ya que prácticamente el 90% de su composición es pura agua.

Asimismo, recuerda que tu alimentación debe ser rica en sales minerales y vitaminas, tu piel lo agradecerá. Los ácidos grasos Omega 6 (que se encuentran en el aceite de oliva y los pescados azules), también te ayudarán a mantener tu perfectamente hidratada.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO