Las Mascarillas Faciales son fáciles de aplicar, divertidas de utilizar y te hacen sentir como si estuvieras recibiendo un tratamiento de SPA en tu propia casa. Sin lugar a dudas proporcionan un factor de bienestar al hacer que la piel de tu rostro esté más firme y tonificada con solo una única aplicación. Pero ¿realmente pueden proporcionar resultados y ayudar a prevenir las arrugas?

El tratamiento “detox” para tu piel

No hay ningún tratamiento de limpieza profunda comparable a una Mascarilla Facial para conseguir una piel radiante. Utilizada un par de veces por semana, es un complemento a tu rutina de limpieza diaria, que actúa como un tratamiento “detox” penetrando bajo las capas superiores de la piel. La acción de una Mascarilla, al destapar y cerrar los poros, estimula suavemente la piel del rostro, lo que mejora el flujo de sangre y te deja la piel más firme y con un aspecto radiante y mejora la eficacia del tratamiento aplicado a posteriori.

Una solución para cada necesidad

Si lo que necesitas es una Mascarilla Antienvejecimiento que reduzca las arrugas, busca un producto que contenga alguno de los compuestos derivados de plantas que potencian la fuerza del colágeno.

Si tu problema no son las arrugas, sino que buscas un plus de hidratación, una Mascarilla Facial Hidratante te proporcionará una sensación de frescor y suavidad, te ayudará a prevenir la aparición de arrugas y mejorará la elasticidad de la piel. De hecho, ¿por qué no te la haces en casa? Solo hace falta un huevo. Para piel seca, utiliza solo la yema; es un hidratante fantástico, te deja la piel fresca y suave y reduce las arrugas rellenando y reafirmando la piel. Para piel normal, prepara tu mascarilla facial casera con todo el huevo batido y, para piel grasa, utiliza solo la clara, con un poco de miel o limón. Deja actuar la mezcla de huevo de tu elección sobre tu rostro durante 30 minutos mientras te relajas y a continuación, aclárala.

Sin embargo, sea cómo sea tu tipo de piel, si lo que buscas es combatir la deshidratación que los factores externos producen en tu piel (exposición a los rayos solares, contaminación, cambios bruscos de temperatura, etc.) necesitas una Mascarilla Facial Antioxidante e Hidratante: los ingredientes antioxidantes ayudan a neutralizar los radicales libres que hacen que nuestra piel esté deshidratada, apagada y con falta de luminosidad y le aportan todo lo necesario para que esté radiante y sana.

Un tratamiento SPA en casa

Además, uno de los beneficios más ignorados de las Mascarillas Faciales es que hace que durante 10 o 30 minutos te relajes y simplemente te dediques un ratito a ti misma, con el equivalente a una sesión de SPA en casa.

relajación

Esto podría ser una gran parte del secreto de su éxito: la relajación es lo que mejor combate el estrés y mimarse un par de veces por semana podría ser uno de los secretos de belleza más importantes a la hora de cuidar la piel para que se vea sana y radiante.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO