El pelo seco está muy extendido entre la población femenina, y las mujeres que poseen este cabello tan “problemático” suelen tener muchas dificultades para controlarlo y cuidarlo. De hecho, tienen que estar buscando constantemente nuevas fórmulas para obtener mejores resultados. Si te sientes identificada con este tipo de pelo, tu solución la tiene la manteca de karité. Sigue leyendo y verás cómo este producto puede facilitarte la vida, ya que te ayudará a lucir ese cabello nutrido con el que tanto sueñas.

¿Qué es el karité?

Lo primero que hay que saber es qué es el karité. Se trata de un fruto que proviene del continente africano, exactamente de Burkina Faso, Costa de Marfil, Malí y Sudán. El árbol en el que crece esta nuez puede llegar a medir hasta 15 metros de altura y un metro de ancho. Su edad se prolonga hasta tres siglos. La grasa vegetal, es decir, la manteca de karité se obtiene tras la ebullición y el triturado de las nueces.

Este producto está compuesto por ácido grasos poliinsaturados de origen vegetal. Contiene una gran variedad de ácidos entre ellos el palmítico, el oléico y el linolénico. Además, contiene antioxidantes fuertes como los tocoferoles y catequinas que son esenciales para un pelo sano y fuerte.

Posee compuestos capaces de absorber la radiación UV protegiendo así el cabello frente a los agentes externos y las altas temperaturas.

La manteca de karité se ha utilizado durante décadas en zonas de África no sólo para el cabello, sino también para todo el cuerpo, debido a sus cualidades terapéuticas y medicinales, ya que también es conocida por curar quemaduras y lesiones, y por deshacerse de las cicatrices quirúrgicas, dermatitis y las estrías.

La manteca de karité, clave para un pelo sedoso

Este ingrediente es ideal tanto para el pelo seco como para la piel seca, puesto que cuenta con una acción protectora contra la sequedad, lo que lo convierte en un hidratante perfecto para la piel y el cabello, no en vano se le conoce como “el acondicionador de la madre naturaleza”.

Por otro lado, proporciona humedad y nutrición desde la raíz extendiéndose hacia las puntas, algo que lo convierte en una herramienta muy beneficiosa para el cabello encrespado o tintado.

También es muy aconsejable para cabellos rizados, ya que por naturaleza, suelen ser más secos y por tanto precisan más cuidados. Nutre el cabello debido a su alta concentración en vitaminas y ácidos grasos naturales y promueve su crecimiento por el alto contenido en minerales que posee. Y por último, trata la caspa, los eccemas y picores del cuero cabelludo y los reduce con eficacia.

Debido a estos grandes beneficios, en Garnier contamos con la gama Original Remedies de Aguacate y Karité. Ambos compuestos son conocidos por sus eficacia a la hora de nutrir el cabello, restaurar su fuerza y proporcionarle flexibilidad, y por ello hacen que este producto sea ideal para melenas muy secas. Si eres dueña de un cabello seco y poco disciplinado, ¡ésta será tu solución definitiva!

También te interesará

2 Comentarios

    • Para las que siempre estamos usando la plancha para alisar el cabello, usar este producto natural es una opción.
      Siempre trato de mantener una disciplina de hidratar y cuidar mi cabello, sabiendo que plancharle es muy dañino y lo deja muy reseco. De hecho, lo va quemando.
      Es por eso que me parece una excelente sugerencia. Siempre invierto mucha pasta en muchos hidratantes y reparadores de cabello. Siempre estoy con sustancias químicas en el cabello.
      Es hora de ser un poco más natural y con una cabellera más sana.

    • Rizitos

      Nutre si… pero lo fortifica? Me hago baños de aceite 1 vez a la semana y nutrido supongo que estara pero .. esta muy fragil

DEJA UN COMENTARIO