Además de los productos habituales que puedes encontrar en el mercado para el tratamiento de tu rostro, existen plantas que aportan grandes beneficios para su cuidado. En este caso, queremos destacar las propiedades de las flores de manzanilla, muy útiles para muchos aspectos, como por ejemplo, tratar el acné, aliviar inflamaciones cutáneas, curar heridas y corregir otras pequeñas imperfecciones.

¿Qué beneficios te puede aportar la manzanilla para la piel?

La manzanilla es una planta medicinal que tradicionalmente se ha utilizado como remedio casero para aliviar las indigestiones y las digestiones pesadas en general. Pero, a día de hoy, se emplea también en gran medida para el cuidado de la piel cutánea.

Sobre todo, favorece a las personas que tienen una piel que se irrita con facilidad, ya que sus propiedades son muy recomendables para aquellos rostros secos y/o sensibles. Si tienes la piel inflamada por algún motivo, la manzanilla también te ayudará a reducir esta hinchazón notablemente, gracias a su efecto refrescante y anti-inflamatorio. En particular, destaca por el cuidado y el alivio de los eccemas.

¡Y no solo eso! La manzanilla también se convierte en el remedio natural ideal para el tratamiento del acné, gracias a que ayuda a limpiar la piel en profundidad eliminando las bacterias de forma destacada.

Además, si se emplea con cierta regularidad, la flor de la manzanilla (también llamada camomila común) hidrata y nutre la piel en profundidad, ya sea en forma de infusión o de mascarilla. En este sentido, debemos hacer hincapié en un producto que contiene extracto de camomila, que te ofrece las mejores propiedades calmantes para tu piel, la máscara Tissu Mask, una fórmula que otorga a tu rostro una hidratación y una iluminación excelente. ¡Anímate a probarla!

Sensación de calma y tranquilidad gracias a la manzanilla

Pero eso no es todo. La flor de la manzanilla no proporciona únicamente esos beneficios que hemos mencionado anteriormente, sino que es una planta ideal para relajar y calmar el cutis después de una intensa jornada de estrés.

Si la añades a tu baño de manera habitual, ayudará a que te relajes física y mentalmente, a la vez que podrás disfrutar de su aroma dulce y calmante, que te proporcionará la máxima sensación de bienestar.

Asimismo, la manzanilla también ayuda a disminuir las ojeras y bolsas de los ojos. ¿Cómo? Coloca dos bolsas de té de manzanilla en agua caliente y dejar que se enfríen. Tras colocarlas sobre tus párpados, los notarás mucho menos hinchados.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO