Para la noche de Halloween aún quedan días, pero seguro que ya estás pensando en cómo brillar en esa fiesta y ser el centro de atención más terrorífico, ¿a que si? Pero ese día no solo resalta el disfraz que lleves, sino que el maquillaje es primordial para lograr un look de lo más siniestro y aterrador.

Ya sea de la niña del Exorcista; de Billy, el payaso de Saw… Si quieres brillar como nadie ese día, a continuación te damos una serie de ideas de maquillaje de Halloween para que, paso a paso, sepas cómo hacerlo y sacarle el máximo partido, ¡sigue leyendo y que todo el mundo te tema!

 

El maquillaje más aterrador para la ‘Niña del exorcista’

Un clásico que nunca pasa de moda es la película de William Friedkin, El Exorcista, y por supuesto la gran protagonista de esta obra maestra del séptimo arte es la niña poseída. Si quieres asustar a todos los invitados, nada mejor como optar por este personaje en Halloween.

  1. En primer lugar, pinta tu cara con una base de maquillaje muy clara o casi blanca. A continuación, con un lápiz de labios rojo dibuja pequeñas heridas en la frente, la nariz y los pómulos; aunque, si tienes carne artificial, ¡sería perfecto! porque puedes pintarla de rojo y pegarla a la piel simulando pequeñas heridas.
  2. Para los ojos, aplícate una sombra morada en párpados y ojeras, y difumina lo mejor posible.
  3. Para los labios, emplea un corrector de ojeras o un pintalabios color carne.
  4. Por supuesto, ¡cuanto más despeinada, mejor! Esto lo puedes hacer con laca y espuma por todo el pelo.
  5. ¡El toque final! Para ser aún más realista y espeluznante, mancha tus dientes con café o chocolate. ¡Darás auténtico repelús!

El payaso de ‘Saw’ triunfa en Halloween

Una saga que no pasa de moda es Saw y su mítica frase Vivir o morir, tú decides” ya tiene unos cuantos seguidores. Su terrorífica marioneta Billy escandaliza a todos los que pasen a su alrededor, así que este con este disfraz acertarás seguro.

¿Cómo maquillarte como el personaje de la película? ¡Muy sencillo!

  1. Para comenzar, píntate la cara de blanco con una esponja. Puedes emplear maquillaje o polvos, como prefieras.
  2. Seguidamente, con un lápiz de ojos maquilla el párpado de arriba más marcado que el de abajo y, posteriormente, difumina y emplea sombra de ojos de color negro. Después, para más profundidad en la mirada, utiliza rimel.
  3. Emplea más maquillaje blanco en las mejillas y, con un lápiz rojo, marca las espirales características del personaje.
  4. Por último, píntate los labios de un color rojo intenso y dos líneas negras hacia la barbilla como el muñeco del film de terror (simulando una marioneta).

Recuerda que cuando llegues a casa debes eliminar completamente todos los restos de maquillaje. ¡Este paso es imprescindible! Para ello, te recomendamos el Agua Micelar Todo en 1 para todo tipo de pieles o el Agua Micelar en Aceite si has usado maquillaje más fuerte o incluso waterproof para esta noche, ambas son la forma más fácil y sencilla que encontrarás de desmaquillar tu rostro en un solo gesto y ¡sin aclarado!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO