Nutrir el pelo es una de las principales rutinas de belleza que hay que llevar a cabo cuando llega el verano. En esta época del año el cabello está expuesto a unos factores que lo dañan y lo debilitan. Esos factores se pueden resumir en dos: la humedad constante y calor sin protección. El resultado es que, cuando se acaban estos meses, esta época da lugar a una melena reseca y opaca. Por lo que hidratarlo torna a ser una necesidad primaria. Si quieres saber cómo hacerlo, aquí te contamos el secreto.

La mascarilla, el arma infalible para tener un pelo bien nutrido

Una hidratación y un cuidado extra, mejoran la textura y la suavidad del cabello, incluso en cabellos muy secos y castigados, y lo protegen de daños posteriores. Uno de los productos que hay que usar para hidratar el cabello de forma óptima es la mascarilla. Ésta tiene un poder de hidratación y protección intensivo, y por eso es recomendable usarla de forma periódica para contrarrestar el daño que se ha causado en el pelo.

Si aún no usas mascarilla (y por tanto no tienes una en casa) pero estás pensando en hacerlo, te recomendamos usar las mascarillas de Original Remedies, basadas en la mezcla de ingredientes que te ayudarán a conseguir una melena deslumbrante. Descubre cuál es la que mejor va con tu pelo!

Recuerda que antes de llegar al paso de la mascarilla y antes de lavar el pelo, hay que cepillarlo para eliminar restos de productos de fijación, posteriormente humedecerlo con agua tibia y emplear el equivalente a una nuez de champú para lavarlo con un masaje suave, seguidamente hay que aclararlo y aplicar un acondicionador apropiado, y por último la mascarilla.

¿Cómo hay que aplicar la mascarilla?

Para la aplicación de la mascarilla hay que tener en cuenta diversos factores, como por ejemplo la longitud del cabello. Si éste es largo, ha de aplicarse desde las puntas hacia la mitad del cabello, dejando de 3 a 4 cm de raíz. En cambio, si el pelo es corto, la mascarilla se aplicará sólo en las puntas. En ambos casos es muy importante tratar de evitar que entre en contacto con la raíz.

Es sustancial conseguir potenciar el efecto de la mascarilla, y un buen truco es hacerlo a través del calor. Una forma adecuada para lograrlo es lavar el cabello primero y dejando actuar la mascarilla durante la duración de la ducha. También se puede lograr a posteriori con la ayuda de un gorro de ducha o con una toalla humedecida en agua caliente. En los dos casos, hay que dejar actuar el producto durante al menos 3 minutos.

Una duda que asalta a muchas chicas es si hay que aplicar la mascarilla con las manos o con el peine. La verdad es que se pueden hacer de ambas formas. Primero hay que aplicarla con las manos, de esta forma se está dando un masaje en el pelo que provoca calor y, en consecuencia, potencia el efecto del producto. Seguidamente se puede pasar el peine para desenredar, pero hay que tener especial cuidado en que el producto no entre en contacto con la raíz.

¡Cumple estos consejos y verás cómo ni la humedad ni el calor podrán con tu pelo!

También te interesará

1 Comentario

    • María Teresa

      Aunque hay que cuidar el pelo y la piel todo el año, yo creo que en el verano necesitan más protección.
      Y Garnier tiene todos los productos que necesitamos.

DEJA UN COMENTARIO