Todas deseamos una coloración que nos siente estupendamente y que nos favorezca, pero también queremos proteger nuestra melena lo máximo posible y que esta no se resienta en exceso. Pero, seguramente, cuando llega la hora de comprar el producto, dudas entre escoger un tinte que contenga amoniaco o uno que no.

¿Son mejores los tintes sin amoniaco? ¿Mi color será duradero y uniforme? ¿Perjudican a mi cabello los otros? En este artículo, ¡te aclaramos todas las dudas que tengas sobre este tipo de coloración!

 

Ventajas de los tintes sin amoniaco

La coloración sin amoniaco aporta un color brillante y lleno de reflejos, a la vez que cuida tu pelo y evita irritaciones o picores en el cuero cabelludo.

Su fórmula, libre de amonicaco, contiene aceites que permiten propulsar el color hasta el corazón del cabello, llegando a cubrir hasta un 100% de canas.

Una ventaja de este tipo de coloración es su acabado natural, lo que hará que nadie se dé cuenta de que tu cabello está teñido. Esto la convierte en la elección perfecta para aquellas que se van a teñir por primera vez y les cuesta dar el paso.

Aunque popularmente se piensa que la intensidad del color de los tintes sin amoníaco es menor y que va disminuyendo hasta desaparecer por completo, esto no sólo no es así, sino que además de un color permanente y duradero, le dará a tu melena un aspecto suave y luminoso.

 

Coloración Olia, máximo poder colorante y mejora la calidad de tu melena

En Garnier, hemos desarrollado la coloración Olia, la primera con aceites potenciadores para una máxima eficacia del color, que se ve increíblemente rico, vivo y duradero. Tu cabello lleno de brillo y reflejos, para una melena radiante y natural. Su fórmula permite además una cobertura de hasta un 100% de canas a la vez que mejora visiblemente la calidad del cabello.

Además, podrás disfrutar de una experiencia sensorial única gracias a su delicado aroma floral, un confort óptimo del cuero cabelludo y su fácil aplicación.

Probablemente habrás probado alguna vez tintes con amoniaco, pero ahora que también conoces la eficacia de los tintes sin amoniaco, ¿a qué esperas para probarlo en tu propio cabello? Si pruebas Olia, repetirás sin duda.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO