¡El verano ya está aquí! Y, por tanto, llega el momento de disfrutar del buen tiempo, del sol, de la playa y de la piscina, pero también es el momento de los cuidados intensivos de la piel.

A continuación, en este artículo te explicamos cuáles son las partes del cuerpo más sensibles al sol ya que hay que detenerse más en protegerlas.

Antes que nada debes conocer dos datos interesantes relativos al sol. El primero de ellos es que la radiación solar es la principal causa de cáncer de piel y envejecimiento cutáneo. Y el segundo es que la piel es un órgano que tiene memoria, esto quiere decir que la radiación acumulada penetra hasta el ADN de la células y puede provocar cáncer. Ésto hace que el daño solar sea acumulativo e irreversible. ¡Pero no temas! Porque con una protección adecuada, no será un problema.

Las principales zonas que hay que proteger a toda costa del sol son: el rostro, el cuello, el escote y los hombros. Estas zonas están expuestas permanentemente, por lo que, si no se cuidan de forma correcta, pueden sufrir sucesivas quemaduras y un envejecimiento prematuro.

¿Cuáles son las zonas que se suelen olvidar más?

Hay zonas que suelen ser olvidadas y en las cuales aparecen a menudo quemaduras. Una de ella son las orejas, especialmente la parte superior de éstas que es donde más inciden los rayos solares. Otra zona que también se olvida con bastante frecuencia es la parte de los empeines de los pies, y si no se pone especial cuidado se pueden quedar marcas de las sandalias y de las chanclas.

La piel de los labios es también una parte muy sensible debido a que no tiene melanina y su sistema de defensa natural es bastante escaso. Además, la piel es muy delgada por lo que, cuando olvidamos protegerlos, se agrietan, se secan y van perdiendo espesor.

Por último, los ojos son también una parte del cuerpo que puede ser muy dañada por el sol, por eso hay que procurar llevar siempre gafas con filtro ultravioleta.

Consejos a la hora de tomar el sol

En las siguientes líneas te proporcionamos una serie de consejos fundamentales para tomar el sol sin salir quemada:

  • Aplica el protector solar unos 30 minutos antes de la exposición, para darle tiempo a que sea bien absorbido por tu piel. En la gama de productos de Delial podrás encontrar el producto que más se adecue a tu piel y a la de los tuyos.
  • Aplícalo sobre la piel bien seca, el efecto posterior es más óptimo.
  • Cuando la piel entra en contacto con el agua, la duración de la protección disminuye considerablemente, por lo que es recomendable renovar la crema con frecuencia.
  • No te olvides de llevar un sombrero y un vestido largo y fresco para no exponer demasiado tu piel al sol.

Si aplicas estas precauciones correctamente, además de cuidar tu piel, ¡te sentirás mucho más guapa y conseguirás un moreno sano y bonito!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO