La moda de las trenzas te persigue allá donde vayas, y claro, ¿por qué huir si te puedes sumar a ella? Los peinados con trenzas solo tienen cosas buenas: hay mucha variedad, los hay más o menos fáciles, los puedes adaptar a cualquier ocasión y le quedan bien a todo el mundo. Si aún no te has animado, seguro que eres de las que piensan que no hay ninguna opción fácil. Nos alegra decirte que te equivocas, ya que con un poco de práctica y siguiendo los pasos adecuados no tendrás ningún problema. Por eso nos hemos empeñado y queremos ofrecerte  esta “wiki de trenzas”.

¿Qué peinado con trenza me favorece más?

  1. Trenza griega, el peinado más romántico

Peinados con trenzas trenza griega

Seguro que has visto en la televisión y en las revistas, e incluso por la calle, a muchas chicas con una trenza a modo de corona o diadema. Se trata de la trenza griega, un peinado de lo más elegante y romántico, pero que a la vez combina con cualquier look y es mucho más fácil de hacer de lo que parece.

1- Divide todo el pelo de la cabeza en dos partes y, una vez separadas, haz dos trenzas tradicionales, las de tres cabos (una a cada lado). Al terminarlas, pon una goma al final para que no se te deshagan. Procura usar gomas finas de silicona para que no se vean o se asomen.

2- Luego solo las tienesque colocar rodeando la cabeza, sujetándolas con horquillas, bien por la parte de atrás o bien por arriba, lo que más te guste. El resultado tiene que ser una corona entera o, si tu pelo es más corto, una media corona por la zona de la nuca o a modo de diadema. Como ves, el resultado depende de tu gusto y las características de tu pelo.

  1. Trenza de espiga para ir a la última

Peinados con trenzas trenza espiga

La trenza de espiga es uno de los peinados que más marcan tendencia. Se le conoce también como cola de pez o de dos cabos y es aún más sencilla de hacer que la trenza tradicional de tres cabos. Puedes variarla haciéndola en el centro o ladeada.

1- El primer paso será desenredar bien el pelo, puedes usar la mascarilla Melena Abundante para facilitar la tarea. Luego hay que  dividirlo en dos partes iguales (vamos a hacer una trenza de espiga con todo el pelo, pero esta misma técnica te servirá si quieres hacerla solo en una zona de la cabeza). Para ayudarte y que el >pelo quede más brillante puedes utilizar un aceite hidratante no te dejará sensación grasa y te facilitará el peinado gracias a la suavidad que aporta.

2- El segundo paso es clave y es el que tendrás que ir repitiendo, así que ¡atenta! Para que sea más fácil, sujeta cada partición de pelo con una mano. Ahora, divide el mechón derecho en dos y pasa la parte del exterior por encima del otro mechón para unirlo a la partición de la mano izquierda. Básicamente es ir formando una X. Luego haz lo mismo con el otro lado, es decir, divide el mechón de la mano izquierda e incorpora el mechón exterior al derecho, igual que antes.

3- Solo hay que repetir este proceso con un lado y otro hasta tener todo el pelo trenzado, y colocar una goma al final para que la trenza no se deshaga. ¡Y listo! Ya tendrás tu trenza de espiga para lucirla este verano.

4- Para mantener el peinado perfecto, después solo tendrás que aplicar una laca, como Fructis Style Laca Volumen que, con su tecnología anti-humedad, mantendrá tu pelo perfecto durante 24 horas, incluso si estás en la playa y la humedad pretende hacer de las suyas en tu pelo.

  1. Un look de diario con una trenza despeinada

¿Te gusta el estilo “arreglada pero informal”? Tu peinado perfecto es la trenza despeinada. Ponte manos a la obra, al fin y al cabo el efecto es desenfadado y no requiere mucho esfuerzo.

1- Coge una porción de pelo de la parte superior y divídela en tres mechones para empezar a trenzar.

2- Comienza a hacer una trenza manteniendo el volumen en la parte superior. Conforme vayas trenzando, añade mechones de los laterales que estaban sueltos.

3- Al llegar a la altura de la coronilla deja de trenzar y sujeta el pelo con una goma, obtendrás una coleta baja muy favorecedora.

4- Llega el momento de despeinar la trenza. Baja un poco el coletero y afloja los mechones trenzados. No pasa nada si te cae algo de pelo por la cara ¡ese es el efecto!

5- Si se te escapan demasiados mechones, puedes fijarlos con horquillas y un poco de LACA BIG VOLUME.

  1. Trenza de raíz para las más atrevidas

Pero no para las que se atrevan a hacerse peinados muy complicados y que necesiten mucho tiempo. La trenza de raíz es ideal para las que se atreven con un peinado original y a la vez muy favorecedor. Puede que sea la versión de trenza que más paciencia necesite, pero nada que un poco de práctica no solucione

Peinados con trenzas recogido

1- Para comenzar selecciona el mechón frontal de la parte de arriba de la cabeza, sin llegar a las sienes, un poquito menos. Es decir, lo que ocuparía el flequillo hacia atrás. Ese mismo mechón lo tienes que dividir en tres, como si quisieras hacer una trenza normal y dejar el resto del pelo suelto.

2- Después, comienza a trenzarlos de manera normal para, poco a poco, ir añadiendo pelo de los lateralesal mechón que estás trenzando. Es decir, cuando vayas a pasar la partición de pelo derecha hacia el centro, incluye algo del pelo que tienes suelto en el exterior y lo mismo cuando toque la partición izquierda. Este movimiento lo tienes que repetir hasta el final para conseguir la elaboración de la trenza de raíz. Se trata de ir sumando mechones a los tres iniciales para conseguir el efecto deseado.

3- Para que el resultado sea óptimo es mejor que te vayas ayudando de un peine para ir separando los mechones, de forma que queden con líneas perfectas y rectas. De esta manera el peinado se verá perfectamente uniforme.

4- Cuando llegues a la zona de la nuca, será el momento de apretar bien la trenza. Esta es la zona que más riesgo corre y la que puede destrozar el peinado en cualquier momento. Es importante que al llegar a este paso apliquemos laca extra fuerte, así la fijación de la trenza de raíz será mucho mayor y se mantendrá impecable durante más tiempo.

5- Con el resto del pelo que queda suelto solo hay que hacer una trenza tradicional. Para recoger el final de la trenza es mejor que uses una goma muy fina del color de tu pelo o incluso una transparente.

  1. Recogidos con trenzas fáciles

Los recogidos... esos peinados que parece que solo se consiguen en las peluquerías. ¡Nada de eso! Los son facilísimos y divertidos, porque tú misma puedes ir probando combinaciones hasta encontrar el look que más te guste.

1- Divide toda la melena en tres mechones grandes.

2- Haz una trenza de tres cabos, normal, con cada una de las partes y sujeta cada una con una goma pequeña al final.

3- Enrosca cada trenza sobre sí misma y colócalas en la nuca de la forma que más te guste con horquillas.

4- Fija todo el peinado con laca extra fuerte para que no se mueva ni un pelo y ¡ya lo tienes!

  1. Moños con trenzas paso a paso

Peinados con trenzas moño

Por último, los moños con trenzas son muy socorridos tanto para el día a día como para ocasiones especiales. Siguiendo el paso a paso podrás darle un toque diferente a ese moño tan práctico para ir a trabajar o para acompañar ese vestido tan elegante que tienes en el armario.

1- Lo primero que tienes que hacer es desenredar bien el pelo y hacer la raya donde sueles llevarla de forma habitual. Si tienes flequillo, también podrás hacer tu moño con trenza sin problema, porque quedará perfecto.

2- Una vez preparado el pelo, coge un mechón finito de un lateral de la cabeza y comienza a hacer una trenza de raíz (enlace trenza de raíz) hasta llegar a la altura de la oreja. En ese punto,sigue haciendo una trenza normal y sujétala con una goma finita. Repite la operación con el otro lado de la cabeza y, una vez estén listas las dos trenzas, únelas a la altura de la nuca con otra goma del pelo.

3- Coge el resto de pelo que queda suelto y haz una coleta baja con una goma. Desliza hacia abajo un poco la goma y haz un hueco en el pelo a la altura de la nuca para subir e introducir la coleta dando una vuelta, como si hicieras un nudo. Sigue enrollando el pelo dentro del hueco (sin sacarlo por el otro extremo) hasta conseguir un moño bajo recogido. Sujétalo con horquillas a la cabeza para dejarlo bien colocado y firme.¡No te olvides de aplicar laca extra fuerte para que no se mueva ni un solo pelo!

4- Por último, coloca las dos trenzas por encima del moño como más te guste ocultando las puntas y sujétalas con más horquillas.

¿Cuál es tu peinado con trenzas favorito?

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO