El aspecto de nuestro cabello suele ser una de nuestras mayores preocupaciones, las canas, la calvicie, el color, la hidratación y un largo etcétera. En algunas ocasiones, cuidarse suele ser una rutina pesada, cuesta mucho trabajo y se necesita bastante tiempo, un bien escaso en los tiempos que corren.

El pelo graso es sin duda un incordio, y es un gran problema que suele molestar bastante cuando se da. Hay un dato muy interesante, y es que el pelo de los hombre suele engrasarse más que el de las mujeres, curioso ¿verdad? Y al ser así, los hombres necesitan más cuidados para controlar el sebo, cosa que muchos de ellos no hacen.

El pelo de los hombres es más graso que el de las mujeres

El estrés, la contaminación, la mala alimentación y las alteraciones hormonales son factores que propician que las glándulas sebáceas del cuero cabelludo y la piel produzcan mayor cantidad de grasa. Esto hace que el cabello no respire adecuadamente, problema que, de no tratarse, puede derivar a seborrea, alopecia (calvicie), picazón, inflamación capilar y caspa.

Para combatir el sebo, es necesario cambiar aspectos en nuestro estilo de vida. Por ejemplo, a la hora de alimentarnos, resulta necesario ingerir menor cantidad de grasas y calorías e intentar comer más sano incrementando el consumo de frutas, verduras y fibra. Y para mejores resultados, lo anterior se puede complementar con la aplicación de tónicos capilares, sustancias que acondicionan al cuero cabelludo eliminando la grasa y evitando que ésta se acumule.

El agua excesivamente caliente puede ser uno de los causantes del sebo

Limpiar el pelo adecuadamente es la clave para prevenir el exceso de grasa, ésta se puede combatir esparciendo bien el champú y intentando no rozar energéticamente el cuero cabelludo, ya  que hacerlo contribuye en generar más grasa.

Por el mismo motivo, a la hora de secar el pelo, hay que hacerlo con suavidad, ya que si se frota demasiado, se alborotan  las glándulas sebáceas. Por otro lado, intenta evitar el uso del secador, ya que el calor contribuye en la generación grasa. Y por último, hay que lavar el cabello preferiblemente con agua fría o tibia, y en ningún caso con agua muy caliente.

Los hombres no suelen preocuparse demasiado por los productos que usan para lavar su cabello, lo hacen con champús genéricos y esto un error grave en el caso del pelo graso, ya que éste necesita un champú específico para reducir el sebo. Desde Garnier recomendamos el nuevo Fructis Pure Fresh Menta Refrescante, que gracias a sus componentes además de frescor y limpieza ayuda a reducir el sebo en gran medida. ¡No esperes más y pruébalo!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO