¿Quién no ha soñado alguna vez con tener una piel suave, brillante y libre de impurezas? ¡Seguramente todas lo hemos hecho! Y lo más seguro es que hemos probado mil y un tratamientos para lograrla. Sabemos que muchos son los métodos efectivos para conseguirla, pero en este artículo hablaremos de uno de los más famosos y eficaces, se trata de la mascarilla de aloe vera, una fórmula perfecta para el bienestar de tu tez. ¡Sigue leyendo para conocer la gran cantidad de beneficios que puede proporcionar este ingrediente a tu piel!

El aloe vera es uno de los productos naturales que más se utiliza para fines cosméticos. Sus propiedades lo han convertido en un componente infalible para solucionar problemas de belleza, y no en vano, muchos de los productos de cosmética que vemos normalmente están formados principalmente por él.

Increíbles propiedades del aloe vera

Hidratante. El aloe vera nutre e hidrata profundamente la piel debido a su elevado contenido en mucílagos, grasas insaturadas, vitaminas y aminoácidos. Estos componentes le otorgan la capacidad de penetrar las capas más internas de la piel y nutrirla en profundidad. Así combate la sequedad de la dermis, impide la pérdida de su humedad natural y elimina toda la suciedad que provoca impurezas en la dermis.

Regenerante. Debido a su alta composición en alantoína, una pequeña sustancia química con propiedades reparadoras, restaura los tejidos dañados y favorece la producción de células nuevas eliminando a su vez las que ya están muertas. Es también muy eficaz a la hora de regenerar los tejidos de la piel, ya que estimula y fortalece las fibras de colágeno y elastina, por lo que es excelente para frenar el envejecimiento de la piel, atenuar arrugas y evitar la aparición de otras. Por otro lado, debido a sus propiedades antioxidantes es capaz de frenar la acción de los radicales libres, los principales responsables del envejecimiento de la piel. Por último, es idóneo para aclarar las manchas oscuras que aparecen a causa de las exposiciones solares o debido a la edad, gracias a la vitamina C y E que contiene.

Antibacteriano. Contiene propiedades antibacterianas y antiinflamatorias, por lo que combate de forma efectiva las bacterias que provocan el acné y reduce la inflamación de los granitos. Calma la piel afectada por el acné, las espinillas y los puntos negros, previene futuros brotes y ayuda a reducir el tamaño y la visibilidad de las cicatrices y las marcas. Además, favorece la sanación de la piel cuando presenta irritaciones y enrojecimiento, y asimismo, proporciona un gran alivio tras el afeitado o la depilación.

¡Añade una mascarilla de aloe vera a tu rutina de belleza!

Debido a todos estos beneficios, añadir una mascarilla de aloe vera a tu rutina semanal de belleza puede ser muy ventajoso para la salud y el aspecto de tu rostro. Lo único que debes hacer es aplicarte gel de aloe sobre el cutis durante unos 20 minutos y después aclarar con agua abundante, eso sí, nunca tiene que ser caliente. Asimismo, puedes emplear directamente la planta de aloe vera sobre tu tez.

Si no sabes dónde conseguirla, puedes optar por otra opción igual de eficiente. Se trata de la Gama Botánica con Savia de Aloe, formada por un tónico, un gel limpiador y un hidratante válidos para todo tipo de pieles. ¡Pruébala y aprecia cómo tu piel se vuelve cada vez más sana e hidratada!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO