Sabemos que es muy complicado lucir un cutis perfecto. Que tu rostro tenga una suavidad increíble y no tenga ninguna imperfección es prácticamente imposible. En ocasiones las rutinas de belleza pueden fallar, aunque siempre suelas tener una tez envidiable, hay momentos en los que pueden surgir imperfecciones faciales y una de ellas son los molestos poros dilatados, un problema más común de lo que crees.

Para solventar este problema, es muy necesario el cuidado facial diario. A continuación, te contamos por qué surgen los poros dilatados y proponemos algunas soluciones para tratar este problema, así que ¡tranquila porque tu tez puede tener un aspecto envidiable de nuevo!

¿Por qué surgen los poros dilatados?

Este problema facial normalmente surge debido a una piel grasa, es decir, cuando los poros se llenan de secreciones grasosas y sebáceas tienden a dilatarse. También debes considerar que el tamaño de los poros varía según su ubicación, en zonas más grasas y con mayor concentración de glándulas sebáceas, en la famosa ‘zona T’- nariz, frente y alrededores-, los poros estarán más abiertos.

También los puntos negros contribuyen a agrandar los poros, ya que, cuando el poro se tapa con suciedad y bacterias, la grasa dentro del mismo comienza a acumularse y provoca que el diámetro del poro se extienda cada vez más.

Además de la producción sebácea, tener o no los poros dilatados, está determinado genéticamente y también se ve afectado por razones hormonales. Asimismo, con el paso de los años, los poros tienden a abrirse, ya que se multiplica la pérdida de elasticidad de la piel (elastina).

Soluciones para tratar los poros abiertos

Debes saber que no es posible cerrar los poros drásticamente, pero sí mejorar su apariencia y hacerlos menos notorios. Para disminuir este problema, existen muchos productos faciales, pero sobre todo adquieren mucha importancia los exfoliantes y los limpiadores.

En este sentido, es recomendable emplear cada día la gama Pure Active Sentitive (un limpiador, un tónico y una crema hidratante) que lucha contra las imperfecciones de tu piel, incluidos los poros dilatados. ¡Y fuera granos e imperfecciones en solo 28 días!

Después de esta rutina, es conveniente exfoliar la piel del rostro. Un exfoliante facial elimina la piel muerta y libera a tu tez de otros problemas como el sebo o la suciedad. Entre los productos más usados, se encuentran las cremas con retinol, vitamina C, ácido glicolico y otros antioxidantes y peelings.

Asimismo, las mascarillas purificantes también son importantes porque ayudan disminuir y secar las impurezas que se acumulan en capas más profundas de la piel. Entre ellas destacamos la Rescue Mask Minimizadora de Poros, de piedra volcánica y arcilla, ideal para mantener un rostro suave y cuidado desde la primera aplicación.

Por supuesto, no te olvides de desmaquillarte antes de dormir, de purificar la piel con estas rutinas y de hidratarte mucho en la medida de lo posible, tanto externa como internamente. Ya verás cómo, si cumples todos estos consejos, tu piel lucirá mucho más aterciopelada y los poros abiertos se verán más reducidos.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO