Conscientes del peligro de los daños solares y del envejecimiento que producen, a nadie le parece una buena idea pasar días tomando el sol embadurnados de aceite. Sin embargo, todavía persisten algunos mitos sobre el bronceado que pueden ser perjudiciales para tu piel. Aquí desmontamos 10 de estos mitos para lograr una protección y un cuidado solar inteligente.

  1. Solo necesitas ponerte crema solar mientras tomas el sol
    Sin duda es necesario ponerse crema solar cuando tomas el sol, pero también siempre que expones tu piel al sol. Utiliza una hidratante con factor de protección solar para asegurarte de que estás protegido del sol en todo momento.
  2. En invierno no hace falta protector solar
    Es importante proteger la piel del sol en todo momento, incluso durante el invierno. El cuidado de la piel en invierno es especialmente importante si vas de vacaciones a la montaña a esquiar o hacer snowboard, ya que la nieve actúa como reflector.
  3. Si no te quemas, no necesitas crema solar
    Aunque las quemaduras sean la forma más visible de daños solares, no son la única. Todos los tipos de piel son susceptibles de padecer daños solares y es importante proteger la piel del sol, tanto si te quemas como si no.
  4. Cuando ya te has bronceado un poco, ya no necesitas usar productos de protección solar
    El bronceado no proporciona protección contra los daños solares; siempre hay que utilizar un protector solar para proteger la piel de daños persistentes.
  5. El bronceado artificial protege la piel del sol
    El bronceado artificial y el maquillaje no bloquean los rayos UV. ¡Aunque tengas un bronceado artificial, debes utilizar crema solar para asegurarte de que estás protegido!
  6. No puedes quemarte a través de una ventanabronceado mujer playa
    Los rayos UV dañinos pueden atravesar el cristal, por lo que debes proteger tu piel cuando visites un invernadero o cuando viajes en coche.
  7. No puedes quemarte en los días nublados o ventosos
    Los rayos UV también pueden atravesar las nubes: protege tu piel incluso en los días de cielo cubierto. El viento, aunque refresca el cuerpo de forma eficaz, no protege de los daños solares e incluso puede hacer que no te des cuenta de que te has quemado durante el día.
  8. La protección solar es simplemente crema solar
    Al igual que la crema solar, los cuidados después del sol son súper importantes para minimizar los daños solares y mantener tu piel con un aspecto bonito y saludable. Utiliza una crema hidratante para después del sol inmediatamente después de haber estado expuesto al sol.
  9. Evitar el sol completamente previene el envejecimiento
    El envejecimiento es un fenómeno natural inevitable y debería aceptarse como tal. ¡Hay que disfrutar de la vida, y el sol nos hace felices!
  10. Las camas solares son una forma fantástica para preparar la piel para el sol
    Las camas solares emiten rayos UV directamente a la piel y deberían usarse con cuidado. El mejor método para protegerse del sol es aplicarse un producto de protección solar suficiente 20 minutos antes de exponerse al sol.

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO