¿Qué diferencias hay entre una crema de noche y una de día? ¿Necesito de verdad una crema para cada momento del día?

@anaalonso

Es recomendable incluir en tu rutina de cuidado facial una crema de día distinta a la de la noche, ya que tu piel necesita cuidados diferentes según avanzan las horas.

Durante el día la piel debe protegerse de las agresiones externas como la contaminación y los rayos ultravioleta procedentes de la luz solar. Es por ello que la crema de día, además de hidratar según el tipo de piel de cada persona, debe tener un factor de protección solar e ingredientes que eviten los daños a los que el tejido está expuesto. Sin embargo, por la noche la piel se regenera, por eso es importante que la crema de noche sea nutritiva y que favorezca ese proceso natural para que sea más efectivo. No hace falta que el producto que utilices por la noche sea muy espeso o muy grasiento para que cumpla esta función y mantenga la piel sana, hay cremas de nueva generación que te sorprenderán con sus resultados.

¿Cómo puedo elegir mi crema de noche ideal?

Mientras duermes se lleva a cabo un proceso llamado Golden hours (entre las 11 h y las 2 h de la madrugada) en el que la piel se regenera. Para encontrar tu crema de noche ideal debes confiar en una que te proporcione todos los nutrientes necesarios, te ayude a descansar la piel y contribuya en ese proceso natural de regeneración.

Todas estas características las cumple Sleeping Cream de Garnier. Contiene aceite de lavanda, un potente desfatigante que te ayudará a levantarte radiante por la mañana sin engrasar; además de ácido hialurónico, un ingrediente fundamental para nutrir las distintas capas de la piel, prevenir las arrugas y tratar las ya existentes. Su textura ligera actúa como una mascarilla que ayuda a regenerar la piel cada día sin sensación de pesadez.

Está inspirada en la medicina tradicional asiática, donde el sueño es el elemento clave para la salud en general y para la belleza en particular. Para sorpresa de todos, las mujeres de ese continente son las que menos duermen, por eso se preocupan especialmente por su rutina nocturna de cuidado del cutis. Además de limpiarse la piel a conciencia, aplican un tratamiento de nueva generación que consiste en una mascarilla hidratante sin aclarado para que restaure la piel durante la noche. Esto ha llegado a Garnier a través de la Sleeping Cream, que se adsorbe rápidamente y además ayuda a combatir los elementos externos a la mañana siguiente.

Como ves, sí es necesario adaptar los cuidados de la piel a los distintos momentos del día. ¡Ya no hay excusas para tener un cutis radiante!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO