Seguro que has oído hablar del Hair Contouring, una tendencia inspirada en una técnica de maquillaje llamada contouring, un modo de remodelado facial con polvos bronceadores e iluminadores que está de moda entre las celebrities y las modelos.

Este nuevo método se dirige a tu melena para modelar el rostro a través de la coloración de tu pelo, creando efectos de sombra y de luz para esculpir algunas zonas y resaltarlas, es decir, es como una especie de modelado del rostro a través de la coloración del cabello.

En Garnier tenemos la Decoloración Olia y la Coloración Olia 110, dos fórmulas que te permitirán aclarar tu pelo dándole esos brillos y matices exclusivos en zonas determinadas. Podrás usar el resto de la gama Olia para aportar a tu cabello esos toques de sombra más oscuros ¡Atrévete y arriesga con el Hair Contouring!

Hair Contouring según el tipo de cara

Para esta técnica, se aplica de manera estratégica el tinte a tu cabello usando tonos claros u oscuros en partes específicas y precisas (sobre todo en zonas alrededor del rostro), jugando con las luces y sombras. Eso sí, dependiendo de tu tipo de cara, debes resaltar unas zonas u otras. El Hair Contouring es ideal para todo tipo de rostro, ya que está creado para matizar las características faciales de manera personalizada:

  • Hair Contouring para caras alargadas: combina una raíz oscura con destellos más claros y luminosos que broten por encima de la línea de las orejas hasta las puntas.
  • Hair Contouring para caras redondas: no es aconsejable teñirte nada del contorno de la cara, sino que es mejor aplicar el color en la parte interna del cabello para alargar el rostro visualmente. Es recomendable emplear mechas internas un poco oscuras para crear más sombra y profundidad en la parte de las mejillas y la mandíbula.
  • Hair Contouring para caras cuadradas: lo mejor es aplicar una mezcla de iluminaciones y colores oscuros (chocolate y avellana) en la raíz y posteriormente, ir degradando el color, en especial alrededor de las sienes para suavizar los rasgos duros y rectos de una cara cuadrada y conseguir, así, un aire más ovalado.
  • Hair Contouring para caras con forma de corazón o triangulares: lo que debes iluminar es la mitad inferior de la cara (de orejas a mandíbula) para compensar la amplitud de la frente. Se puede partir de un color más oscuro desde las raíces hasta las orejas y degradar con tonos más luminosos hasta las puntas.
  • Hair Contouring para caras ovaladas: en este caso, cualquier color y corte de pelo le va bien. ¡Eres una de las afortunadas!

Recomendaciones del hair contouring

La clave del éxito del hair contouring radica en que entre el color de base de maquillaje y el tinte que se aplica no haya más de 4 tonos diferentes. Por ejemplo, se puede jugar con dorados (para avivar melenas castañas), cobrizos (combinan muy bien con los morenos), platinos (quedan especialmente bien sobre los rubios) o rojizos (sobre melenas más oscuras).

Debes saber que el uso de tonos más oscuros crea sombras que ayudan a lograr un rostro más delgado o corto. Por el contrario, los tonos claros crean la ilusión de tener un rostro más largo o ancho gracias a la iluminación y la luz.

¡Acentúa las mejores características de tu rostro con el color de tu cabello! Recuerda que la Decoloración Olia y la Coloración Olia 110 de Garnier son dos opciones muy recomendables para aclarar tu melena en esos puntos estratégicos, y el resto de su gama para aportar sombra y profundidad. ¡Descubre cómo en este tutorial!

También te interesará

2 Comentarios

DEJA UN COMENTARIO