En la actualidad el estrés es uno de los protagonistas de nuestro día a día. Éste tiene lugar cuando las exigencias diarias crecen de una manera exponencial y la persona no es capaz de cumplir con ellas, especialmente en el mundo laboral, aunque también puede ser causado por sucesos vitales que afectan a la familia y al entorno social en el que uno vive. Todo ello provoca sensaciones de malestar, opresión y otras muchas emociones negativas.

El estrés, además de reflejarse en nuestra salud emocional, se visualiza en la piel, en el cabello y en uñas. Si quieres conocer las consecuencias que tiene en la piel y quieres seguir algunos consejos para contrarrestar este inconveniente, este artículo te interesará. Si sufres estrés o ansiedad y tienes problemas en tu cutis debido a él, ¡sigue leyendo!

Consecuencias del estrés en la piel

  • El estrés contribuye en que salgan manchas en la piel, esto se debe a que ésta se hace más vulnerable al medio ambiente.
  • El estrés afecta al sueño y esto hace que la piel pierda lozanía y aparezcan unas ojeras oscuras.
  • También contribuye en la aparición de granos y espinillas en personas que poseen una piel grasa, y por tanto, más propensa a los granos.
  • Entre sus otras consecuencias está la aparición de las arrugas. Con el tiempo, la piel pierde colágeno y se forman esas arrugas y esas líneas de expresión que no suelen ser agradables a la vista.
  • Contribuye a la micro-inflamación de la piel y ésto la irrita y la hace más vulnerable al sol y a otros agentes.

Claves para combatir los signos del estrés en la piel combatir el estrés

  • Debes llevar una vida con hábitos saludables, éstos se reflejan en gran medida en tu piel (dormir ocho horas, hacer ejercicio, evitar fumar y beber…).
  • Para contrarrestar los efectos del estrés, hay que mantener la piel bien limpia e hidratada, por eso es necesario beber agua suficiente para eliminar las impurezas y evitar las erupciones cutáneas.
  • Debes humedecer la piel con cremas que no bloqueen su apariencia, ya que esto ayuda combatir la sequedad.
  • Hay que procurar exfoliar la piel con frecuencia para eliminar las células muertas, esto ayuda a sanar el acné y a disminuir las arrugas y las manchas.
  • Otro cuidado interesante es la aplicación de mascarillas faciales. Éstas protegen la piel notablemente, ya que le aportan la nutrición necesaria para mantener un rostro saludable, limpian en profundidad, mantienen la humedad en las capas profundas de la piel, exfolian y eliminan las células muertas, y por último, energizan y purifican. Descubre las Rescue Masks, las nuevas mascarillas monodosis de Garnier indicadas para todo tipo de pieles. Puedes utilizarlas a modo de multimasking utilizando cada una en una zona de rostro según el tipo de piel a tratar. Descubre en el siguiente artículo más sobre esta tendencia: ¿Qué es el multimasking?

¡Despídete del estrés y de las impurezas que provoca con estos consejos y empieza a lucir una piel sana, hidratada y deslumbrante!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO