Tener una piel seca y sensible puede ser un problema bastante engorroso, ya que requiere muchas atenciones para estar suave y cuidada. Pero gracias a la naturaleza, tenemos unos productos que nos ayudan a solventar estos inconvenientes y solucionarlos de forma eficaz. Uno de los que más fama tienen es la Rosa de Bulgaria. Sigue leyendo y verás cuáles son los beneficios que te puede proporcionar este formidable ingrediente para tu bienestar cutáneo.

Esta flor es también conocida por los nombres “Rosa Damascena” o “Rosa de Damasco”. Debido a que su extracto es uno de los más preciados a nivel mundial, tiene el título de  “La reina de las flores”. Esta nomenclatura no es en vano, ya que se confía en sus propiedades desde hace siglos y siempre fue considerada como un símbolo de la belleza y el amor. Su fragancia ha sido capturada y conservada en forma de agua de rosas por un método antiguo que se remonta a los tiempos bíblicos en el Oriente Medio. La invención de dicho método se le atribuye a un científico persa del siglo XI llamado Avicena.

Se cultiva principalmente en Bulgaria y Turquía, ya que sólo en estos dos países tienen lugar las condiciones adecuadas para su cultivo.

La Rosa de Bulgaria, un elixir para la piel

Aparte de su embriagante aroma, esta flor contiene acciones relajantes y antiinflamatorias, lo que la hace un elemento ideal para hacer desaparecer los signos de agotamiento, como por ejemplo las molestas bolsas de ojos. También ayuda a cerrar los poros y a la reducción de enrojecimientos faciales.

Por otro lado, es excelente a la hora de mantener la juventud y regeneración de las células, esto se debe a su alto contenido en vitaminas C, E y K y antioxidantes como los carotenos. Todo esto lo convierte en un producto idóneo para combatir las estrías y las pieles envejecidas, haciéndolas más suaves y jóvenes. Dichas propiedades provocan que sea un elemento perfecto para limpiar el cutis profundamente.

¡Di adiós a la piel seca con la Rosa de Bulgaria!

La Rosa de Bulgaria puede hidratar y aportar luminosidad y firmeza a la piel gracias a su alto contenido de  vitamina C, algo imprescindible para la síntesis del colágeno. Gracias a esto, es capaz de proteger la piel contra los radicales libres, los principales responsables del envejecimiento celular.

Es extremadamente calmante, ya que sus propiedades antisépticas, antibacterianas y cicatrizantes la hacen muy efectiva a la hora de curar las quemaduras, las heridas y el temido acné.

Por todos estos beneficios, entre los nuevos productos faciales destacamos Botanicals de Garnier, una gama compuesta principalmente por agua de rosa de Bulgaria, ideal como hemos visto para el bienestar de tu tez. Está compuesta por un tónico, leche limpiadora y una mascarilla. ¡Pruébalos y verás cómo desde el primer momento empezarás a disfrutar de un cutis suave, sano e hidratado!

 

Si eres dueña de una piel seca y sensible ¡este ingrediente es la solución definitiva para todos tus problemas!

 

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO