Si tu piel tiende a resecarse y a enrojecerse con excesiva facilidad y requiere de un cuidado especial para lucir bella y saludable, esto significa que tienes una piel sensible con imperfecciones. ¡No temas! Esta piel la tiene gran parte de la población femenina. Para su cuidado, debes seguir una serie de pasos diarios que te mencionamos a continuación. ¡Ya verás cómo la notarás suave, hidratada y libre de imperfecciones!

¿Cómo limpiar la piel sensible?

Para limpiar este tipo de piel, se requiere especialmente el uso de productos hipoalergénicos, ya que estos tienen propiedades que impiden las reacciones alérgicas. Estos productos no contienen perfumes, alcohol u otros componentes que puedan irritarla, sino todo lo contrario, permiten mantener la humectación de la dermis y su suavidad.

En primer lugar, se recomienda utilizar productos especialmente destinados a este tipo de piel. Un producto ideal es Pure Active Sensitive, un limpiador que elimina todo tipo de imperfecciones cuidando delicadamente tu piel sensible.

Una vez que el cutis esté bien limpio, es turno de refrescarlo y descongestionarlo con un tónico facial específicamente para este tipo de piel. De esta manera, se eliminarán por completo todos los residuos del limpiador y el cutis quedará revitalizado y mucho más suave al tacto. Aplícalo empapando un disco de algodón y pásalo por el rostro con delicadeza, deja actuar durante unos minutos antes de utilizar cualquier otro producto.

Al desmaquillarte, también utiliza productos destinados a este tipo de piel, ya sean toallitas desmaquillantes o agua micelar. Nosotras te recomendamos el agua micelar Todo en Uno, ya que desmaquilla y calma la piel de una manera muy positiva, porque cuenta con fórmula que no requiere frotar excesivamente por lo que no perjudicará tu tez.

El agua termal, un producto muy positivo para las pieles sensibles

Las propiedades calmantes y suavizantes de las aguas termales ayudan a aliviar las rojeces y los picores típicos de las pieles sensibles , y, asimismo, combaten las imperfecciones el envejecimiento prematuro de forma efectiva.

El agua termal evita la sequedad cutánea causada por el aire acondicionado, los cambios climáticos y la calefacción, entre otros factores, aportando nutrientes a la piel que permiten que luzca más brillante y suave.

De hecho, diversas fuentes confirman que, tras usar este producto durante 7 días consecutivos, la sequedad del rostro puede llegar a disminuir en un 83%.

Cuando se aplica agua termal en el rostro, forma una película en la piel que permite retener mejor el agua y ofrece un aspecto único, ¡un rostro completamente aterciopelado!

El uso del agua termal en tu rutina diaria permite evitar y tratar las imperfecciones de la dermis, así que toma nota de todos estos consejos para el cuidado de tu piel. ¡Notarás su mejoría desde el primer minuto!

También te interesará

1 Comentario

DEJA UN COMENTARIO