La famosa frase “dime con quién andas y te diré quién eres” podríamos adaptarla a la cosmética y preguntarnos mejor “dime qué productos usas y te diré cómo es tu piel”. Y es que, aunque nunca te lo hayas planteado, es importante saber qué tipo de piel tienes para saber qué productos y cosméticos debes usar.

De la misma forma que no a todas las personas les sienta igual ingerir los mismos alimentos, no a todo el mundo les conviene usar las mismas cremas corporales o faciales.

Seguramente, alguna vez has notado cómo tu piel se enrojece al aplicarte algún tipo de producto por tu rostro o, incluso, has percibido la aparición inexplicable de acné. Todo ello, tiene el mismo foco: no has usado los productos adecuados para tu piel.

A la hora de desmaquillarnos pasa lo mismo. Esta ardua tarea no consiste únicamente en deslizar por nuestra cara una toallita húmeda sin más, esta labor requiere de más esfuerzo y consideración.

Usar para ello productos que no irriten la piel y la respeten es fundamental, pero que a la vez sean prácticos de usar y nos faciliten la vida. Por eso, cada vez es más común utilizar productos donde el Agua Micelar es la principal protagonista.

Hoy queremos contarte cómo utilizar este elemento esencial para la salud y limpieza de nuestro rostro según nuestro tipo de piel.

¿Cuales son los diferentes tipos de agua micelar?

Garnier Skin Active cuenta con tres productos estrella muy parecidos, pero que cada uno aporta un toque diferente según tu necesidad:

  • Agua Micelar Todo en Uno. ¿Cómo es tu piel: grasa, mixta o seca? Sea como sea, ¡este producto es para ti! Es perfecto para desmaquillar rostro y limpiarlo después de una larga jornada. Pero además tonifica tu piel, es decir, restaura la barrera protectora para conseguir una perfecta suavidad y salud en ella.
  • Agua Micelar Pure Active. Este producto es recomendable para pieles mixtas a grasas. Su función también es la de desmaquillar y limpiar el rostro a la perfección, pero su beneficio principal recae en que matifica. Con esto nos referimos a que elimina y previene la aparición de brillos que provocan, sobre todo, las pieles grasas. Así, se crea un aspecto más uniforme y saludable en el rostro.
  • Agua Micelar en Aceite de Argán. Este es el producto estrella por excelencia para desmaquillar en profundidad y nutrir nuestra piel. Cuenta con un elemento importante que lo diferencia de las opciones anteriores: elimina de manera altamente eficaz el maquillaje waterproof y de larga duración en cara, ojos y labios (igual que los otros dos productos, pero este en una sola pasada).

Diferentes tipos de agua micelar

 

Su fórmula bifásica combina el Agua Micelar con el Aceite de Argán, el cual elimina os restos del maquillaje más resistente, nutre y suaviza la piel sin dejar nada de sensación grasa. Sin duda, un aspecto muy importante para nuestra limpieza facial diaria, ya que todo ello se traduce en un rejuvenecimiento de nuestro rostro, símbolo de buena salud.

Cómo ves, las micelas que componen estos tres productos consiguen atrapar el maquillaje y la suciedad de nuestro rostro, consiguiendo así unos resultados más perfectos y sin irritar la piel, ya que son fórmulas sin parabenos, aptas para las pieles más sensibles.

Pero si además de todo ello, quieres realizar una limpieza impecable en la que no quede rastro del maquillaje diario sin frotar, el Agua Micelar en Aceite de Argán será tu mejor compañero cada noche. ¡Es una pasada!

Relajar la piel es casi tan importante como relajar nuestro cuerpo. ¿Preparada para descansar como te mereces?

También te interesará

1 Comentario

DEJA UN COMENTARIO