A todas nos gusta maquillarnos y así realzar nuestros pómulos, corregir imperfecciones o darle color a nuestros labios. También nos encanta que nuestra piel se mantenga tersa, iluminada, sana… en definitiva, joven y fresca. Una acción fundamental que ayuda al cuidado de nuestra piel es la de desmaquillarse y realizar una limpieza facial profunda a diario.

Debemos limpiar la piel cada mañana, para liberarla de las impurezas y el sebo generado durante la noche. Sin embargo el momento imprescindible para limpiar la piel es la noche porque, de esta manera, aparte de desmaquillarnos, también eliminamos todos los residuos que ha ido recogiendo a lo largo del día, tales como restos de polución, tabaco, o el sebo generado durante el día.

Probablemente ya tengas claras las ventajas de desmaquillarte, pero tan importante cómo limpiar la piel y desmaquillarse es utilizar el producto apropiado para ello. De nada o muy poco te servirá desmaquillarte, si esa acción la llevas a cabo con un producto que daña tu piel. Vamos, en definitiva, si el remedio es peor que la enfermedad. Por este motivo, desde Garnier Skin Active te recomendamos que siempre utilices un producto que, aparte de desmaquillarte de manera eficaz, respete la barrera protectora de tu piel y sea apto para las pieles más sensibles.

Ventajas de desmaquillarte

Ya lo hemos adelantado al inicio, quitarse el maquillaje es una actividad ineludible para mantener sana y joven nuestra piel. Aunque esta limpieza de cutis se realiza por la noche, no sirven las excusas para no hacerla del tipo “estoy muy cansada”, “por un día ¿qué más da?” o la mejor de todas, la típica invención con la que nos engañamos, la de “no creo yo que tenga efectos negativos”.

Como en la mayoría de los casos, cuando se habla sobre los efectos apocalípticos que tiene no cuidar tu salud no se consigue el efecto deseado de cambiar esos malos hábitos, hemos optado por contarte los beneficios que te aporta introducir el desmaquillante en tu vida:

  1. Previenes el envejecimiento prematuro de la piel. Un día sin desmaquillarte envejece cinco tu piel.
  2. Tu piel podrá respirary se mantendrá limpia. Los polvos de maquillaje taponan los poros. Cuando están libres, la piel puede realizar las normales labores de regeneración y nutrición para mantenerse luminosa.
  3. Dirás adiós al acné y los puntos negros. Este punto está directamente relacionado con el anterior. El maquillaje nos ayuda a lucir mejor, pero, después de todo es un elemento externo que obstruye los poros y facilita la aparición de los granos.
  4. Retrasarás la aparición de las ojeras. El maquillaje disimula defectos, pero si no se retira, los agrava.
  5. Tus labios, en particular, y tu piel, en general, permanecerá tersa, hidratada y elástica, sinónimos de juventud.

¿Cómo desmaquillarte con Agua Micelar en Aceite?

ventajas de desmaquillarte aceite de argan

En la actualidad, existen dos productos estrella para quitarse el maquillaje: el Agua Micelar y el Aceite. Por un lado, el Agua Micelar contiene micelas que actúan como un imán capturando el maquillaje y las impurezas con la máxima suavidad para la piel. Por el otro, el Aceite es el ingrediente estrella usado en desmaquillantes para eliminar esos restos de maquillaje más resistente.

Pues bien, en Garnier SkinActive los hemos unido en un solo producto para hacer del momento “desmaquillarse” algo mucho más eficaz, fácil y respetuoso con tu piel que hasta ahora: por fin llega el Agua Micelar en Aceite.

La fórmula bifásica del Agua Micelar en Aceite contiene un tercio de Aceite de Argán que desmaquilla en profundidad eliminando el maquillaje más resistente y, al mismo tiempo, nutre tu piel. Además, el Agua Micelar limpia y purifica todo el cutis, los labios y los ojos respetando la barrera protectora de la piel. Su fórmula es apta para las pieles más sensibles, no lleva parabenos y lo más importante, no deja sensación grasa en la piel ni al aplicártelo, ni después.

¿Te preguntas cómo se usa? Aquí te lo contamos:

  1. Agita el producto para fusionar los ingredientes
  2. Viértelo en un par de algodones desmaquillantes.
  3. Presiona el algodón sobre la zona a desmaquillar un segundo y arrastra el maquillaje en una sola pasada.

¿El resultado? Sin frotar, tu piel desmaquillada y libre de impurezas. ¡Es una pasada!

Como ves, ya no hay excusas para no utilizar el desmaquillante. Así que ¡cuida tu piel!

También te interesará

DEJA UN COMENTARIO