Lectura: 2 minutos

Tanto si estás estudiando como si no, disfrutar de una buena memoria es una ventaja en tu día a día. Te presentamos los 7 alimentos que harán que notes la diferencia.

Llevar una buena alimentación es imprescindible para la salud de nuestro organismo, incluida la memoria. ¡A través de la comida se pueden conseguir grandes cambios!

Pescado azul

Probablemente tu madre te haya recordado desde pequeño la importancia de comer pescado, sobre todo para mejorar la memoria. Esto se debe a que este tipo de pescado es una gran fuente de fósforo, imprescindible para el funcionamiento de las membranas neuronales.

Además, su aporte en Omega 3 es importante para frenar el deterioro cognitivo. Se ha demostrado que, consumiendo pescado azul al menos dos veces por semana, la memoria y el aprendizaje mejoran.

Aguacate

Este alimento no solo funciona bien en tus fotos de Instagram. Su gran aporte en luteína y sus funciones antioxidantes, protege el cerebro del estrés oxidativo. A partir de ahora, sabrás que cada vez que comes una deliciosa tostada de aguacate estás protegiendo tu cerebro y mejorando tu memoria.

Frutos secos

Este snack, perfecto para media mañana, no solo sirve para saciar tu hambre rápidamente. Son una fuente enorme de Omega 3 y de fósforo, además de vitamina E y B: todo un mix que mejora el riego sanguíneo en el cerebro.

Con un puñadito al día, además, protegerás tu cerebro de los radicales libres.

Manzanas

La fruta en general tiene un gran efecto antioxidante que la memoria agradece. En concreto, las manzanas contienen quercetina, un potente antioxidante que protege el cerebro. Si tomas zumos de frutas, además de disfrutar de una sabrosa bebida, mejorarás la salud de tu cabeza.

Agua

La hidratación es clave en el cerebro. Por eso, mantenerse hidratados y beber suficiente agua a lo largo del día es indispensable para la memoria. Y es que a veces cuidarse es tan fácil como beber un vaso de agua.

Brócoli

Las verduras verdes como el brócoli contienen grandes cantidades de vitaminas A y B que ayudan a que la memoria funcione correctamente. Un brócoli salteado se convierte en una cena sana y que además cuida tu cerebro. ¡Así de fácil!

Cúrcuma

Esta especia cuenta con una gran cantidad de beneficios para el organismo. Uno de ellos es la mejora de las funciones cerebrales. Su sabor suave permite utilizarlo en una gran cantidad de platos sin miedo a que tape los sabores así que no tienes excusa para no consumirla.

Seguro que alguna vez te has agobiado si te olvidabas de algo, pero ahora ya sabes que la alimentación es una de las claves para mantener la memoria intacta. ¿Qué recetas se te ocurren con estos alimentos? ¡Compártelas en nuestras redes sociales! Seguro que se te ocurren platos tan sanos como deliciosos.

También te interesará