Si quieres mejorar notablemente el aspecto de tu rostro y de tu cabello, te gustará  conocer las múltiples propiedades que te ofrece el aceite de árbol de té. Se trata de un milagro natural que proviene de la corteza del árbol de té y es un ingrediente muy adecuado que te aconsejamos incorporar en tus rutinas de belleza.

Se ha utilizado durante siglos en cuidados faciales y capilares gracias a sus propiedades medicinales, pero hoy en día, su uso está mucho más extendido que años atrás. ¿Quieres conocer todos los beneficios que puede proporcionarte?

Aceite de árbol de té para tu rostro

Este ingrediente es muy positivo para el bienestar de tu cutis, ya que posee diversas propiedades antisépticas y también actúa como bactericida, antifúngico (previene hongos) y antiviral. Asimismo, es un producto cicatrizante y antiinflamatorio, lo que le convierte en un remedio completamente eficaz para aquellas personas que sufren acné.

Si tienes granitos, el aceite de árbol de té puede ser la solución ideal para combatir este problema. Cuando tengas este producto en tus manos, simplemente tendrás que diluir unas gotas en agua (si tuvieses un spray mejor), agitar y difuminar la mezcla por el rostro, como si fuese un tónico facial. A medida que pasen los días, verás cómo en tu tez se observa una clara mejoría.

Por supuesto, además de emplear el aceite de árbol de té en tus rutinas de belleza, el lavado facial es un paso imprescindible. Antes de aplicarte este producto en tu rostro, debes utilizar un limpiador para pieles grasas o con tendencia acnéica y exfoliar tu tez algunos días de la semana.

Si tienes alguna infección cutánea o una pequeña herida, el aceite de árbol de té también es perfecto para reducir su inflamación. Y si tienes dermatitis, herpes o algún eczema también es muy apto para mejorar estos problemas de piel.

Aceite de árbol de té para tu cabello

Este remedio es ideal para aquellas personas que tienen el pelo graso, ya que regula la actividad excesiva de las glándulas sebáceas del cuero cabelludo y, además, al ser fungicida, evita el hongo responsable de la producción de caspa. También es excelente para tratar el picor e irritación del mismo.

¿Sabías que también ayuda al crecimiento del pelo? Aplícalo masajeando el cuero cabelludo para que se absorba en profundidad y su efecto será más eficaz. Para su hidratación también es muy eficiente.

En este caso, puedes añadir unas pequeñas gotas en tu champú habitual. Normalmente, las mejorías que proporciona este componente se aprecian desde la primera semana de uso.

Como has comprobado en este artículo, son muchos los efectos positivos que tiene el aceite de árbol de té para tu bienestar cutáneo y capilar. Ya sabes, si quieres beneficiarte de todos ellos, pruébalo y aplícalo en tus rutinas diarias. ¡Luce un pelo brillante y una cara radiante con este remedio natural!

También te interesará