Lectura: 3 minutos

Aunque sea uno de los peinados sencillos, las coletas también pueden ser elegantes. ¡Descubre cómo conseguirlas!

Cuando tenemos un evento importante, uno de los ítems que no pueden faltar en nuestra lista de preparativos es el peinado. Si no sueles tener mucha mañana a la hora de peinarte, no te preocupes: una coleta puede convertirse en el peinado perfecto ¡y más fácil de lo que pensabas!

Si tenemos que elegir un peinado que nos haya acompañado toda nuestra vida y en cualquier tipo de plan, el elegido sería, sin duda, la coleta. Y es que es un peinado de lo más sencillo y, sobre todo, versátil. Vaya, el único capaz de ayudarte a salir del paso infaliblemente cuando la inspiración no fluye lo suficiente.

Seguro que has recurrido en multitud de ocasiones a la coleta, pero esas veces han sido para planes relajados y de look casual. Pues bien, hoy venimos a sorprenderte con las coletas más elegantes para tus planes más especiales:

  • Coleta pulida

La coleta pulida es una de las opciones más sencillas y más elegantes para cualquier plan arreglado. Para conseguirla, lo ideal es partir de una melena lisa para que el efecto sea más limpio. Nosotros te recomendamos usar la Crema sin aclarado Liso & Brillo y después secarlo con un secador. En el caso de que sea necesario, puedes usar la plancha para un liso perfecto. La fórmula de este producto protege el cabello del calor hasta 230º.

Después, hazte una coleta a la altura que más te guste. Para conseguir un resultado más elegante, coge un pequeño mechón y enróllalo alrededor de la goma para fijarlo después con una horquilla.

Para acabar de pulir el peinado y evitar que asomen pelos sueltos, lo más práctico es usar la misma Crema sin aclarado Liso & Brillo de Fructis y pasar suavemente la mano sobre la cabeza para que todos los pelos sueltos queden disimulados.

¡Así de fácil! Este peinado queda especialmente bien con melenas largas y en su versión más alta. Si quieres un look extra sexy, puedes lucir este peinado con un vestido con la espalda al aire. ¡Te encantará el resultado!

  • Coleta con textura

Si los acabados extra definidos no son lo tuyo, una coleta con textura puede ser tu opción favorita. Para lucir este peinado, lo ideal es partir de una melena con ondas deshechas. Esto nos permitirá que el peinado tenga más agarre y el volumen que buscamos. Una vez tengas este peinado, hazte una coleta a la altura que más te guste. Después, aplica un poco de laca sobre la cabeza para que el peinado aguante toda la celebración.

Finalmente, para dar un aire más relajado, pellizca la parte frontal de la melena para conseguir un extra de volumen y textura. ¡Ya tienes tu coleta elegante! 

  • Coleta años 50

Si pensamos en una época elegante, los años 50 son la década más chic por excelencia. Por eso, una coleta tipo años 50 es una opción genial para un evento elegante.

Para conseguirlo, simplemente deberás hacerte una coleta normal, a la altura que más te guste. Procura no hacerla demasiado apretada para facilitar los siguientes pasos.

Con ayuda de una percha metálica, deberás meter uno de los lados por el interior de la coleta hacia abajo. Mete la coleta por el agujero de la percha y tira de ella hacia arriba. Con esto, conseguirás que la coleta caiga hacia abajo, escondiendo el coletero y dando el toque elegante que recuerda a la época del rock and roll. Para un extra de inspiración años 50, puedes hacer un lazo con una cinta alrededor del coletero. ¡Pura elegancia!

Si querías inspiración para hacerte coletas elegantes, seguro que este post te ha servido de ayuda. ¿Cuál es tu favorita?

También te interesará