Lectura: 2 minutos

Cuando estás pensando en darle un cambio a tu pelo, cualquier inspiración es buena. El color de pelo avellana nunca pasa de moda así que descubre cómo conseguirlo fácilmente.

La búsqueda de un nuevo look puede llegar a abrumar. La falta de ideas es igual de frustrante que el exceso de inspiración, pero con un poco de ayuda te resultará más fácil. El color avellana es una opción genial para dar un aire nuevo a tu melena de cara a la nueva temporada.

El color de pelo avellana, un castaño renovado

Muchas mujeres con el pelo castaño buscan un cambio de look porque encuentran que el tono original de su pelo es aburrido. Sin embargo, el pelo castaño ofrece un abanico enorme de posibilidades. La clave está en jugar con los matices y los reflejos.

El color de pelo avellana es una versión de un color castaño medio con reflejos dorados y cobrizos que dan profundidad a la melena. Este color de pelo es perfecto para dar luz al rostro y funciona tanto en pieles claras como morenas, ¡sencillamente perfecto!

¿Cómo conseguirlo?

Llegar a ese tono en la melena es muy sencillo y puedes hacerlo desde tu casa. Para ello, simplemente necesitas elegir qué tono de Olia te viene mejor. Si lo que buscas es tener un color de pelo avellana, te sugerimos los tonos 5.3 Capuccino, 5.5 Caoba o 6.35 Rubio Caramelo. Todo dependerá de tu color original. Si tu pelo es más claro, decántate por el 5.3 o el 6.35. Por el contrario, si eres castaña más oscura, el 5.5 Caoba te dará los reflejos característicos del tono que buscas.

Lo primero que debes hacer con el tinte es leer con atención las instrucciones. Verás que es importante realizar una prueba de alergia 48 horas antes. Una vez pasado ese tiempo y si no has tenido reacción alérgica, puedes proceder a teñirte.

Protege tu ropa con una toalla y divide tu pelo – es recomendable que esté sucio para que el tinte se adhiera mejor- por la mitad. Comienza a aplicar la mezcla del producto por las raíces y cuando estén cubiertas por completo, procede a seguir con el resto del cuerpo. Si lo vas haciendo por secciones pequeñas, seguro que te resultará más fácil.

Después, siguiendo las instrucciones, espera el tiempo recomendado. Cuando hayas acabado todos los pasos, tendrás el color de pelo avellana que  buscabas. ¿Lo mejor? ¡El tinte Olia habrá cubierto el 100% de tus canas!

Este tono de pelo combina a la perfección con unas pequeñas mechas rubias. Si te atreves, opta por las mechas balayage para dar más luz aún a tu cara. Seguro que el resultado te encantará.

Ahora que sabes cómo conseguir el color de pelo avellana, nos encantaría que nos contases tus opiniones. ¿Te gusta este tono? ¿Te has teñido alguna vez en casa? Si es así, comparte tus fotos con nosotros en nuestras redes sociales etiquetando a @garnier_es. ¡Queremos verte!

También te interesará