Se acerca el buen tiempo y, con él, las quemaduras provocadas por el sol, uno de los mayores males para nuestra piel en estas épocas del año. Si tu madre te perseguía por la playa con un bote de crema protectora cuando eras pequeña, no era en vano…

Evitar las quemaduras del sol no solo es importante para evitar esa rojez tan poco atractiva y el dolor que te impide moverte, los daños pueden ser mucho más graves como un cáncer de piel o un melanoma.

Por eso, la prevención es, en este caso (y en otros muchos), la manera más eficaz de impedir problemas en la piel, pero si se te ha olvidado utilizar un protector solar con un FPS apropiado, te damos una serie de remedios para aliviar el dolor insoportable que provocan las quemaduras solares.

Remedios caseros para aliviar las quemaduras de sol

Cuando se produce una quemadura solar nuestra piel está irritada, dañada y muy seca. Por eso, es imprescindible calmarla, hidratarla y repararla a través de cremas, mascarillas y aceites.

Si te has pasado con el sol, ten a mano estos remedios que te enseñamos para recuperar tu piel y aliviar el daño. Y no te olvides para la próxima, ¡la prevención siempre es la mejor solución!

Aloe vera

El remedio más clásico y eficaz de todos. ¿Quién no ha utilizado aloe vera después de pasar largas jornadas al sol o, simplemente, después de depilarse?

El poder curativo que tiene el aloe vera se debe a su alto contenido en colágeno. Intenta adquirir un bote de este producto 100% natural y aplícalo directamente a la zona afectada. Si está en formato gel, ¡se absorberá más rápido!

Aceite de coco

Del coco aprovechamos casi todo, pero su aceite es perfecto para combatir las quemaduras del sol. Gracias a su contenido en aceites grasos, es perfecto para hidratar y reparar nuestra piel.

Además, tiene grandes propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que nos ayudan a prevenir las posibles infecciones, a la vez que disminuye el enrojecimiento.

Leche fresca

Remontándonos a las famosas bañeras de leche que supuestamente se daba Cleopatra, hemos seguido beneficiándonos de las propiedades de la leche, pero no vamos a decirte que te arruines llenando una bañera, con aplicarte unas compresas te sirve.

El ácido láctico tiene grandes propiedades calmantes para la piel, eso sí, debes usar leche entera para que el contenido graso penetre en la piel. El único inconveniente que vemos a este remedio es que debes esperar 20 minutos con las gasas empapadas en leche, que según la zona que sea, puede convertirse en un auténtico reto.

Por eso, como la tecnología va avanzando y cada vez desarrolla productos más naturales y efectivos, te recomendamos probar la mascarilla After Sun Tissu Mask de Delilal, que gracias a su formato en tejido, hidrata en profundidad la piel del rostro sin irritarla, ¡perfecta para reparar la piel sensible dañada por el sol!

También te interesará