Lectura: 2 minutos

La piel grasa requiere unos cuidados concretos para evitar todos los problemas que puede acarrear. Aquí te descubrimos cuál debe ser la rutina de cuidado facial para la piel grasa.

Poros abiertos, granitos, espinillas, puntos negros, brillos… ¿Te suena? Seguro que sí. Este es el aspecto que tienen las conocidas pieles grasas y que tanto nos esforzamos en combatir día a día con mucha paciencia y dedicación. Pero, ¿hay algún manual que nos diga cómo cuidar la piel grasa, algún producto específico que nos ayude en la tarea de darle a nuestro rostro un aspecto más saludable? ¡Vamos a descubrirlo!

 Piel grasa ¡¿Por qué yo?!

¿Por qué existen las pieles grasas? La respuesta está en las glándulas sebáceas, que producen demasiado sebo y acaban taponando los poros sin dejarlos respirar… En esa línea, las pieles mixtas, también tienen el mismo problema, pero solo lo manifiestan en algunas zonas muy específicas del rostro, especialmente el mentón, la frente y la nariz.

El mayor de los peligros de pieles grasas y mixtas es que esos granos, puntos negros y espinillas que se originan pueden acabar infectados, y por eso es tan importante saber cómo cuidar la piel grasa y con qué productos tratarla.

¿Con qué productos puedo cuidar la piel grasa?

Por suerte, en la actualidad se desarrollan continuamente productos profesionales para cuidar una piel con exceso de grasa, como los de la gama Pure Active de Garnier, pensada para las pieles más jóvenes con imperfecciones

Sin ir más lejos, la combinación del Gel Limpiador 3 en 1 de Pure Active y del Agua Micelar Pure Active de Garnier es una opción ganadora cuando se trata de mimar las pieles grasas y de evitar la aparición de impurezas en tu rostro.

Según cómo apliques el gel, te servirá para limpiar, exfoliar o como mascarilla para purificar y matificar la piel. Después de eso, procede a retirar los restos de suciedad que hayan podido quedar en la piel con el Agua Micelar Pure Active de Garnier. Su fórmula específica para pieles mixtas y grasas permite, además de retirar la suciedad, reducir los brillos para conseguir una piel mate.

Después de haber limpiado, es importante que apliques una hidratante. Al contrario de lo que mucha gente piensa, la hidratación es clave para tratar las pieles grasas. Al mantener una buena hidratación en la piel, la piel reequilibrará su producción de sebo. Nosotros te recomendamos la Hidratante Matificante de Té verde de nuestra gama Botánica. ¡Su fórmula con un 96% de ingredientes de origen natural te enganchará!

Si tienes la piel grasa, esperamos que estos consejos te hayan servido para aprender a cuidarla. Si aun tienes dudas, compártelas con nosotros en nuestras redes sociales. ¡Así te ayudaremos!

También te interesará