Aprende a limpiarte bien la cara por las noches. Es el tratamiento de belleza más importante.

Si tienes dudas sobre qué productos utilizar para el cuidado y limpieza de tu piel, Garnier pone fin a cualquier tipo de duda, ya que incorpora por primera vez la tecnología micelar en un gel desmaquillante, consiguiendo así disolver bien las grasas con las que el agua no puede. Y si lo que quieres es mantener tu cara limpia joven y fresca, pero sin frotar, también existe un producto para ti: el Agua Micelar. ¡Estate atenta a la siguiente lista para no perderte ningún paso!

1. El castigo hacia tu piel cuando te acuestas sin desmaquillarte

Es importante que antes de irte a dormir no solo retires tu maquillaje, sino que debes limpiar tu piel con productos diseñados para ello. Haznos caso y lávate la cara antes de acostarte, ¿qué son unos minutos diarios comparados con una piel joven, tersa y elástica?

2. Elegir los productos adecuados

No todos los productos son iguales y no todos se adaptan a todo tipo de pieles. Y si de lo que hablamos es del cuidado de tu piel, solo te puedes conformar con lo mejor. Por ejemplo, con el Gel Micelar Desmaquillante Todo en 1 de Garnier, ¡no habrá maquillaje que se te resista! Además de refrescarte y reconfortarte, dará a tu cara esa sensación de limpieza y libertad que te permitirá entrar en la cama con una sonrisa.

Garnier también te ofrece una amplia gama de Aguas Micelares para todo tipo de pieles (piel normal, piel mixta, piel seca y piel sensible) que hará que ninguna de nosotras se vuelva a acostar con el maquillaje puesto y deje en la almohada una réplica de nuestra cara…

3. La doble limpieza

Todas queremos una piel joven y radiante, y para conseguirla, nada mejor como una buena limpieza facial. Y si lo que estás buscando es una limpieza de calidad, no te puedes saltar este consejo. ¿Qué pasos tengo que hacer?

  • Empieza con retirar el maquillaje de tu cara, para ello, coge el Gel Micelar de Garnier e impregna las zonas que quieras desmaquillar con él. Recuerda, sé generosa.
  • A continuación, extiéndelo y masajea las zonas seleccionadas con cuidado y contundencia. ¡Recuerda no echártelo en los ojos y boca! Para estas zonas, utilizaremos el Agua Micelar. Este es el segundo paso de la doble limpieza, y con el que conseguiremos irnos a dormir no solo con la cara limpia, sino también hidratada y fresca.
  • Para aplicar el Agua Micelar, coge un algodón e imprégnalo con ella. A continuación, extiéndelo por toda tu cara. Da igual que ya la hayas limpiado con el Gel Micelar, nunca se es demasiado cuidadosa si hablamos de la limpieza de tu tez. Haz hincapié en la zona de los ojos y labios para eliminar todo el maquillaje. Si has usado maquillaje waterproof, el Agua Micelar en Aceite retirará cualquier resto de maquillaje. Para ello, moja un disco de algodón con el producto y pósalo durante unos segundos sobre los ojos y la boca antes de retirarlo. Con este truco, ¡no habrá maquillaje que se resista!
  • Una vez has limpiado tu piel, termina tu rutina aplicando tu sérum favorito y, después, ponte tu crema hidratante de cabecera.

4. Dulces sueños

Lo último que queda por hacer es disfrutar de un merecido descanso, eso sí, con la cara limpia, fresca e hidratada. ¡Lista y preparada para el día siguiente!

Si después de esto aún tienes dudas sobre cómo mejorar tu rutina de limpieza por la noche, síguenos en redes sociales. Conocerás muchos trucos para cuidar tu piel y podrás preguntarnos sobre los temas que más te interesen.

También te interesará