Lectura: 2 minutos

La protección de la piel ante la radiación solar es imprescindible para mantenerla sana, sobre todo ante los primeros rayos de sol. ¡Sigue nuestros consejos para cuidar tu piel!

Con la llegada del buen tiempo, pasamos más horas al aire libre y con ropa que deja más expuesta nuestra piel. Por eso, la llegada de los primeros rayos de sol debe servirnos de recordatorio para establecer una rutina adecuada de protección solar.

El bronceado de nuestra piel procede de la pigmentación que ofrece la melanina, una sustancia que se encuentra en la piel y que es la encargada de dar color al pelo y a la piel. Además, es responsable de absorber la radiación ultravioleta y, por lo tanto, proteger la piel del sol. Es decir, una piel más pigmentada, está más protegida naturalmente de los efectos negativos del sol, aunque la protección solar es indispensable en cualquier tipo de piel.

Cuando llegan los primeros rayos de sol, solemos tener la piel más blanca y por lo tanto, más vulnerable a los efectos nocivos de la radiación solar. Por eso, la protección solar es importantísima sobre todo en los primeros momentos de exposición al sol.

¿Cómo debo proteger mi piel del sol?

Haga el tiempo que haga, la protección solar es importante durante todo el año. Por eso, recomendamos usar protección alta cada día e incluir la crema protectora en tu rutina diaria de cuidado de la piel.

Una manera muy cómoda de aplicar protector solar en el rostro es el UV Gel Hidratante de Delial. Su fórmula se absorbe rápidamente como un gel pero hidrata como una crema y su factor de protección SPF 50 te asegura una defensa perfecta ante los rayos solares. ¿Lo mejor? Está pensada para rostro y escote, una de las zonas más olvidadas en las rutinas de cuidado. Además, gracias a su textura gel, puedes usarlo antes de maquillarte sin notar pesadez. Su fórmula es anti-arrugas y anti-manchas por lo que tratarás tu piel mientras la proteges del sol.

Si eres de las que se preparan cada mañana con prisas, puedes optar por la BB Sun de Delial. Unifica el tono e ilumina como una BB Cream y aporta un toque de color a tu piel pero cuenta con un SPF 50 por lo que te ahorrarás un paso en tu rutina diaria. ¡Pruébala!

La protección solar no solo es importante en el rostro, donde es más fácil que aparezcan arrugas por una excesiva exposición solar. Además, debes proteger tu cuerpo. Para ello, recomendamos usar factores de protección alta. Por ejemplo, el Spray Protector SPF50 de Delial te resultará muy fácil de usar gracias a su aplicador en formato pistola. Su fórmula es resistente al agua y tiene una textura ligera así que te olvidarás de las cremas untuosas y difíciles de extender.

Recuerda que la protección solar es importante cada día del año y nunca debes fiarte. Aunque no te quemes, si no te proteges la piel, los efectos nocivos del sol afectan por igual a tu dermis (produciendo manchas y arrugas – envejecimiento de la piel). ¿Qué texturas te gustan más en tus protectores solares? ¿Proteges tu piel del sol cada día? ¡Cuéntanoslo en nuestras redes sociales!

También te interesará