¿Hace poco que te teñiste de rubia o te aclaraste el pelo y ha pasado a ser naranja en pocas semanas? ¡Horror! Pero, por suerte, este problema tan habitual tiene fácil solución. Sigue leyendo para averiguar por qué pasa esto y cómo poder solucionarlo.

 

El pelo de las españolas y de todas las nacidas en el mediterráneo, tiende a tener reflejos rojizos que se empeñan en sobresalir siempre que los aclaramos. Nuestra herencia genética no puede evitarlo, pero con unos sencillos pasos podemos evitar ese color “zanahoria” cuando lo que queremos es un castaño claro o un rubio.

 

Devuelve el color deseado a tu melena

Seguro que más de una vez has intentado teñirte en casa y el resultado no ha sido el esperado. Durante los primeros días el tono te gusta, pero poco a poco, se torna naranja y no sabes qué hacer. ¡El secreto está en el matiz! Para poder eliminar ese tono anaranjado necesitas aplicar pigmentos violetas que lo contrarresten.

En una época en la que las decoloraciones por mechas como las californianas, las balayage o las babylight están a la orden del día, Olia cuenta con una mascarilla Super Matizante para poder solucionar la aparición indeseada de tonos anaranjados.

Este producto, rico en aceites florales de origen natural, te ayudará además a hidratar y cuidar el pelo para que esté nutrido y puedas lucir tu mejor color. La manera de aplicarla es la siguiente:

  1. Lava el pelo y aplica acondicionador como harías de manera habitual.
  2. Escurre bien el exceso de humedad del pelo y, a continuación, aplica la mascarilla super matizante de Olia.
  3. Deja que el pelo se impregne de sus pigmentos violeta durante 10 minutos y después, procede a aclarar el pelo. Recuerda que si lo aclaras con agua fría, ¡potenciarás el brillo del cabello!

Realiza esta operación una vez a la semana para deshacerte del color anaranjado del pelo de una vez por todas ¡y luce siempre el color que deseas!

También te interesará