Lectura: 3 minutos

La pesadilla que nos persigue a [email protected] de nosotros en cuanto al cuidado de nuestra piel tiene un nombre y se llaman… ¡Puntos negros! Pero no tienes que aprender a convivir con ellos; solo tienes que saber cómo quitarlos y lo más importante, ¡cómo prevenir su aparición!

Esos odiosos puntos negros que aparecen sobre todo en la nariz y la barbilla se producen cuando los poros de la piel o folículos se obstruyen por la secreción excesiva de las glándulas sebáceas. Por eso son tan importantes las limpiezas diarias, las exfoliaciones y los tratamientos específicos con mascarillas. Si eliminas todos los puntos negros de tu piel y no mantienes esa limpieza en tu rostro, al cabo del tiempo los puntos negros ¡volverán a aparecer!

5 consejos para quitar los puntos negros

Según el tipo de piel que tengas, invertirás más o menos tiempo en ello. Las pieles más grasas son las más propensas a tener puntos negros, por lo que, si este es tu caso, estos consejos te vendrán que ni pintado.

  1. Utiliza una mascarilla casera de avena, yogur o azúcar. Estos tres productos son los exfoliantes naturales más conocidos. Prueba a mezclar un yogur con avena y aplícalo en el rostro en movimientos circulares para retirar toda la suciedad. También, puedes utilizar el Gel Carbón 3 en 1 de Pure Active en modo mascarilla para desobstruir los poros.
  2. Utiliza productos específicos para la eliminación de puntos negros. Tienes exfoliantes diarios anti puntos negros; incluso productos que vienen con aplicadores especiales para disminuir los puntos negros; prueba el ExfoCepillo de Pure Active. Puedes utilizarlo mientras te duchas o cuando lavas por las mañanas tu cara, ya que con sus flexi-fibras estimularás la eliminación de impurezas y células muertas, además de eliminar los puntos negros y el exceso de sebo en tu piel.
  3. Usa vapor de agua para dilatar los poros. Antes de realizar la extracción con alguna de las sugerencias que te hemos comentado, calienta una cazuela de agua, espera a que hierva y retira del fuego. Luego pon tu rostro encima de la cazuela destapada con mucho cuidado de no quemarte, cúbrete con una toalla y espera unos minutos. Ahora tus poros están mucho más dilatados y los productos que apliques en tu rostro harán mucho más efecto.
  4. Para facilitar la extracción de puntos negros también puedes utilizar una toalla. Mójala en agua tibia y colócala en una estufa o introdúcela en una cazuela con agua hirviendo. Dejando que temple un poco, colócala sobre tu cara y después de aplicar alguno de los productos que te hemos recomendado, lava tu cara con agua fría para cerrar los puntos negros.
  5. Si tienes una zona de puntos negros que se resisten, prueba la nueva mascarilla Peel-Off o las Tiras Anti-Puntos Negros de Pure Active. Conseguirás eliminar de raíz los puntos negros más rebeldes en tan 20-30 minutos sin dolor y dejando tu piel más suave.

5 consejos para prevenir los puntos negros

Como ya te hemos comentado un poco más arriba, prevenir los puntos negros es súper importante. Si eliminas los puntos negros pero no mantienes una limpieza adecuada de tu cara, ¡has echado a perder todo tu esfuerzo! Así que, para que esto no te pase, te damos cinco consejos con los que podrás prevenir los puntos negros:

  1. Realiza dos limpiezas diarias de cutis: utiliza tu agua micelar favorita para desmaquillar y limpiar tu piel dos veces al día. Una vez por la mañana nada más levantarte y otra antes de acostarte. ¡Jamás de los jamases debes irte a dormir con el maquillaje sin quitar! Que no te de pereza desmaquillarte de una pasada con el Agua Micelar de Garnier.
  2. El jabón y el agua resecan la piel, por lo que, para mantener un correcto equilibrio, el agua micelar te ayudará a hacerlo, además de reducir brillos. Pero si quieres probar otro producto igual de eficaz, pero con otra textura, prueba el nuevo Gel Micelar, un limpiador ideal para todo tipo de rostro, ya que, además de proporcionarte una excelente suavidad, elimina todo tipo de suciedad e impurezas.
  3. Utiliza productos adaptados a tu pielSi tienes la piel grasa, tienes que utilizar productos específicos para tu tipo de piel. Recuerda que si no estás segura del tipo de piel que tienes puedes realizar un test de piel.
  4. Realiza exfoliaciones profundas cada quince días. Estas te permitirán quitar la suciedad que las limpiezas diarias no consiguen eliminar. Puedes utilizar un gel exfoliante profundo en la ducha, aprovechando que los poros están más dilatados.
  5. Cierra los poros. Después de realizar estas limpiezas diarias, o las exfoliaciones, la suciedad de los poros se ha esfumado, pero es importante que cierres los poros para que no entre más suciedad. Para hacerlo basta con que apliques un buen tónico y ¡listo!

¿Estáis preparados para eliminar todos esos puntos negros rebeldes? Cuéntanos en nuestras redes sociales cuáles son tus productos favoritos de Garnier para conseguirlo.

También te interesará