Lectura: 3 minutos

Si te preocupa la aparición de arrugas y signos de envejecimiento en la mirada, el contorno de ojos natural puede ayudarte. ¡Descubre cómo!

Una de las zonas que más suelen preocupar a la hora de cuidar la piel son los ojos, donde más se suele notar el paso de los años. Aquí te contamos cómo debes empezar a cuidar esta zona y volver a tener una mirada deslumbrante.

A partir de los 25, la aparición de líneas de expresión y pequeñas arrugas en la zona de los ojos es de lo más habitual. Y es que, la piel del contorno de ojos es más fina y delicada y por eso suele mostrar antes los signos de envejecimiento. No te preocupes, introduciendo un paso en tu rutina de cuidado facial podrás mantener las arrugas a raya.

¿Por qué debemos usar un contorno de ojos natural?

La exposición al sol, la contaminación, la deshidratación, la falta de sueño, el cansancio… Todos estos factores sumados al constante parpadeo y nuestros gestos de expresión contribuyen a que esas primeras arruguitas afloren en nuestro contorno de ojos, por eso es fundamental que incorpores a tu rutina facial el contorno de ojos que te ayudará a lucir una mirada descansada y llena de luminosidad.

¿Cuándo debes empezar a usar el contorno de ojos? Lo recomendable es hacerlo a partir de los 25 años, cuando la mirada empieza a sufrir el paso de los años.

Para ello, te recomendamos el Cuidado de ojos anti-edad con lavanda de Garnier BIO que contiene aceite esencial de lavanda y vitamina E, que te ayudarán a hidratar y regenerar la piel, dándole suavidad y brillo para una mirada más iluminada. Además, es apto para pieles sensibles.

Su fórmula incluye aceite esencial de lavanda ecológico que, gracias a sus propiedades regeneradoras, permite mejorar la calidad de la piel. También contiene aceite de argán que ayuda a mejorar la elasticidad de la piel y mantenerla hidratada, algo primordial cuando hablamos de cuidar el contorno de ojos.

Beneficios de usar un contorno de ojos natural   

  • Hidrata la piel: la aparición de las arrugas suele responder a una falta de hidratación. Al incorporar un contorno de ojos a tu rutina facial, hidratarás el contorno de ojos y podrás prevenir la aparición de las temidas patas de gallo. 
  • Adiós a una mirada cansada: el Cuidado de ojos anti-edad de lavanda de Garnier BIO ayuda a iluminar la mirada, así te podrás despedir de la piel apagada que aparece con la falta de descanso.
  • Sirve en cualquier tipo de piel: aunque tengas la piel sensible, podrás usar este contorno de ojos.
  • Te ayudará a relajarte: el aceite de lavanda ecológico de la fórmula desprende una fragancia con propiedades relajantes. Con su olor, este paso se convertirá en el favorito de tu rutina.

¿Cómo usar el contorno de ojos? 

Lo primero que debes hacer antes de aplicarte el contorno de ojos es limpiar tu cara para que la piel absorba bien todos los activos. Después coge una pequeña cantidad de producto y aplícala a toquecitos desde el lagrimal hacia fuera en un movimiento ascendente hasta su completa absorción. Lo recomendable es hacerlo con el dedo anular ya que es el que menos fuerza tiene. Así evitarás dañar esta zona tan sensible con una presión excesiva.

Puedes repetir este proceso dos veces al día, por la mañana y por la noche.

Nosotros, además, te recomendamos que completes tu rutina con la Crema anti-edad regeneradora de lavanda de Garnier BIO. Si buscas un extra de luminosidad en la piel, el Aceite de rostro reafirmante de lavanda de Garnier BIO es perfecto para ti. Además, ¡también lo puedes mezclar con tu crema hidratante favorita!

Si desconocías los beneficios o la importancia de usar un contorno de ojos y estos consejos te han parecido interesantes, no dudes en contarnos tu opinión en nuestras redes sociales. ¡Estaremos encantados de leerte!

También te interesará