La limpieza del rostro es una rutina diaria imprescindible para el bienestar de tu cutis, ya que, al eliminar los restos de maquillaje, extraes todo tipo de suciedad e impurezas, evitando así la aparición de granitos o puntos negros. Pero desmaquillar el rostro y los ojos no es lavarse la cara con agua y jabón únicamente, sino que es una rutina más minuciosa y elaborada. ¿Quieres saber cómo desmaquillar tus ojos correctamente? ¡En este artículo te proporcionamos todas las claves!

Los ojos, la parte del rostro más sensible

Los ojos son la zona del cutis que más solemos maquillar con asiduidad, pero también es la parte más delicada y frágil. ¿Qué consigues al desmaquillar los ojos en profundidad? Básicamente, evitas la aparición de impurezas, arrugas prematuras y que tu mirada comience a verse más apagada.

Muchas mujeres sufren problemas en los ojos debido al maquillaje, por ello, la limpieza total de esta parte es algo básico para el cuidado de tu tez, así evitas todo tipo de molestias, inflamaciones e irritaciones en esta zona.

Cómo desmaquillar los ojos paso a paso

  1. En primer lugar, elige un desmaquillante específico para tu tipo de piel y que sea exclusivo para esta zona. No utilices, por ejemplo, la misma toallita que has empleado para el resto de tu cara. Es necesario que busques un producto que aporte una suavidad y ligereza exclusiva.
    ¿Cuáles son los más adecuados? Los profesionales recomiendan desmaquillantes de ojos hipoalergénicos y aquellos bifásicos compuestos de una base acuosa y otra oleosa para eliminar los restos de maquillaje sin dañar tu mirada, como el Desmaquillante de Ojos 2 en 1, enriquecido también con arginina de origen natural que cuida por completo esta zona.
  2. Vierte este producto en un disco de algodón, ya que, aparte de ser mucho más cómodo de aplicar, lo limpiarás más en profundidad con este elemento. Eso sí, es más aconsejable que emplees un disco para cada ojo porque, de esta manera, evitas los contagios en caso de que hubiese infección.
  3. Si ves que, aun así, quedan restos de maquillaje en tus ojos (normalmente en la zona del lagrimal o la raíz de las pestañas), puedes mojar un bastoncillo de algodón y hacer hincapié en esas zonas más complicadas. Debes saber que, si llevas maquillaje waterproof, será mucho más complicado de extraer con la primera pasada. Eso sí, para eliminar este tipo de maquillaje, un desmaquillante bifásico es la solución.
  4. ¡No frotes las pestañas! Si lo haces, sólo las dañarás, puesto que las fibras son muy sensibles y especialmente delicadas. Lo ideal es que, con el algodón mojado y con movimientos ascendentes, retires el maquillaje de los ojos.
  5. Una vez que hayas realizado todos estos pasos, únicamente debes mirarte al espejo, analizar tus ojos y ver si quedan restos de maquillaje. Si es así, repite este proceso con un disco de algodón nuevo.

¡Y listo! ¡Ya estarás completamente preparada para tener un rostro cuidado y sin ningún resto de maquillaje que dañe o perjudique tu tez! ¿A que es muy fácil?

También te interesará