¡Dale un nuevo aire a tu melena y apuesta por lo último en mechas! Conoce la técnica balayage y las mechas californianas. ¿En qué se diferencian?

Llega una nueva temporada y seguro que te miras frente al espejo y te dices: “quiero un nuevo look este otoño, pero no sé qué puedo hacer” … ¡Tranquila, estamos aquí para ayudarte! Descubre las mechas californianas y las mechas balayage, y luce una imagen moderna, renovada, juvenil ¡y a la última!

¿Qué son las mechas californianas?

Las mechas californianas básicamente son un degradado del cabello desde la raíz a las puntas, es decir, estas últimas quedan más claras que el resto del cabello para darle mayor luminosidad a tu rostro.

Esto se produce a través de un proceso de decoloración y los tonos que más se utilizan son los rubios. Desde Garnier, te recomendamos la coloración Olia 110 Rubio Super Aclarante Natural. Si tienes el cabello rubio, deja la raíz natural y difumina el color hacia las puntas. En cambio, si tienes el cabello oscuro, debes tener cuidado con el color base de tu pelo porque se debe hacer una degradación en tonos más claros que estén en armonía con tu color original para poder lucir un look más natural.

Otra opción para las chicas que tienen el cabello oscuro natural son las mechas californianas marcadas, que consiste en dejar las raíces muy oscuras y las puntas claras, por lo que el degradado es más acentuado que las californianas clásicas.

La idea de las mechas californianas es simular el efecto del sol sobre el cabello y para ello se utiliza papel aluminio, es decir, se necesita calor para que el pelo se oxide y se consiga ese efecto más marcado y simétrico.

Si quieres lucir un cabello con más contraste y más acentuado, ¡las mechas californianas son para ti!

¿En qué consisten las mechas Balayage?

A diferencia de las mechas californianas que aparecieron en la década de los años 70, las mechas Balayage son una técnica francesa de la década de los años 90.

Consiste en tener una distribución uniforme de la luminosidad en tu cabello, es decir, se basa en conseguir un degradado natural que aclara la melena progresivamente desde la raíz, medios y puntas, esto es, una decoloración gradual. Además, tiene un efecto más natural que las anteriores. Este efecto se realiza con una brocha, así que no se necesita usar papel aluminio, ni calor.

Se puede elegir el tono que más te guste, pero debes tener en cuenta el color de tus ojos y el tono de tu piel para obtener un look natural.

Si quieres un efecto natural suave y no quieres un tono muy marcado, las Mechas Balayage son ideales para ti.

¡Dale un nuevo cambio de look a tu cabello y no tengas miedo del resultado! ¡Seguro que estás estupenda! Cuéntanos tu experiencia con estas mechas en nuestras redes sociales. Nos encanta saber las opiniones de nuestras lectoras.

También te interesará